Los Carulla se salen con la suya: los medios ningunean la comparecencia de uno de los hermanos

04 de febrero de 2011 (19:00 CET)

La estrategia de Artur Carulla para lograr una cobertura en los medios de bajo tono sobre la comparecencia de su hermano ante el juez ha dado frutos. Este jueves, Jordi Carulla, uno de los propietarios del conglomerado empresarial Agrolimen, compareció ante el juzgado de instrucción número 4 de Barcelona para dar explicaciones sobre la trama empresarial presuntamente urdida para evadir impuestos. El juez considera que la documentación aportada hasta ahora y la comparecencia de casi tres horas son insuficientes para demostrar la inocencia del imputado por un presunto delito de evasión fiscal.

Como explicó Economía Digital, Artur Carulla visitó a los responsables de los grandes medios catalanes para lograr que en el peor de los casos las informaciones relativas a la declaración de su hermano pasaran desapercibidas. Y así ha sido. Para muestra un botón: La Vanguardia publica un breve en columna interior de página par (las de menos visibilidad) justo al lado de dos anuncios; Expansión se limita a reproducir brevemente un cable de agencia; El Periódico --hasta el jueves medio activo en el seguimiento del caso-- publica otra columna interior, aunque especifica que el juez ha pedido “más papeles”.

Todas estas informaciones dan bastante peso a la versión facilitada por los abogados y rebajan la duración de la comparecencia a dos horas. Jordi Carulla entró en la sala de vistas 123 a las 10.10 horas de la mañana y salió a pocos minutos de las 13.00 hrs. El País y El Mundo dan por el contrario un tratamiento muy relevante a estas informaciones. En ambos casos, las crónicas ocupan prácticamente media página con tipografías de información destacada y van acompañadas de una fotografía del imputado. Se destaca que el juez considera insuficiente la documentación aportada hasta ahora por los abogados de Jordi Carulla, que son Emilio Zegrí y Fermín Morales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad