Los gimnasios Holmes Place ganan dinero tras 6 años de pérdidas

04 de noviembre de 2014 (00:00 CET)

La cadena de centros deportivos Holmes Place, con sede en Barcelona, ha entrado otra vez en la senda de la rentabilidad, con un resultado positivo de 5,2 millones de euros en 2013. Este beneficio emerge tras un sexenio consecutivo de pérdidas que llegaron a sumar 37 millones de euros.

El aluvión de tinta roja obligó a tomar medidas y desencadenó cambios en la composición del cuerpo de accionistas. El grupo inversor madrileño Dinamia, que llevaba varios años como socio, se marchó en 2012 mediante la cesión de su paquete del 21% a las sociedades gestoras de la marca.

Más tarde, las nuevas explotadoras decretaron el cierre de algunas instalaciones deficitarias. Tras la criba realizada, la red Holmes Place se compone de ocho gimnasios, cuatro de ellos en Barcelona y otros cuatro en Madrid, con una plantilla conjunta de 193 personas.

La debacle inmobiliaria y la crisis económica han provocado la mengua de los ingresos de la empresa hasta los 14,3 millones. Semejante cota no es conocía en la casa desde 2006.

El desarrollo de la marca en España arroja un saldo muy desfavorable. Durante los trece años que lleva funcionando, sólo en tres ha disfrutado de números negros. En el resto del periodo ha contabilizado pérdidas, por un importe total de 70 millones. La secuela de todo ello es que el balance de la compañía arrastra 59 millones negativos pendientes de compensar. Un año más, los recursos propios presentan un abultado saldo deficitario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad