Mas y Junqueras lograrían 62 diputados, según el sondeo de Economía Digital

stop

Junts pel sí necesitará los hasta ocho electos que obtendría la CUP para configurar la mayoría absoluta, según el estudio de Opinòmetre en base a mil encuestados. Ciutadans daría el mayor salto y Unió crece con fuerza respecto a trabajos anteriores. Los catalanes contrarios a la independencia suman el 54%

Artur Mas, en un acto de Junts pel Sí ante Oriol Junqueras y Raül Romeva

en Madrid, 17 de septiembre de 2015 (00:30 CET)

La candidatura Junts pel sí (JPS), que articulan Artur Mas y Oriol Junqueras, ganaría las elecciones autonómicas catalanas del 27 de septiembre con un máximo de 62 diputados (39,2%), según el sondeo realizado por el Instituto Opinòmetre para Economía Digital.

La lista unificada quedaría lejos, por tanto, de la mayoría absoluta (68), aunque podría superarla con comodidad si incorpora los entre seis y ocho diputados que alcanzaría la izquierda radical que representa la CUP (6,4%). Dado el caso, habría hasta 70 políticos dispuestos a impulsar la secesión.

Esta posición de máximos refleja, a pesar de ello, el deterioro electoral que sufren ambas opciones. Por ejemplo, la encuesta de Sigma Dos publicada el 7 de septiembre elevaba hasta los 74 escaños la suma de JPS y CUP. En el Parlament recién disuelto, CiU y ERC ya sumaban 71 escaños.





El salto de Ciutadans

El trabajo de Opinòmetre para Economía Digital certifica que Ciutadans daría el mayor salto en escaños. Pasaría de nueve a entre 18 y 20 diputados (15,9%), mientras que PSC y PP serían los más perjudicados por la nueva convocatoria electoral.

Los socialistas reducirían su grupo de los 20 diputados actuales (tercera fuerza en el Parlament) a 17 o, incluso, 15 (13,2%). Xavier García Albiol perdería entre tres y cinco. Actualmente, el PP dispone de 19 electos y lograría un máximo de 16 (8,9%).

Unió entra al Parlament

Unió, que por primera vez concurre a unas elecciones en solitario, conseguiría cinco o seis escaños. El partido de Ramon Espadaler crece con brío cuando se cumple –esta medianoche— la primera semana de campaña electoral.

Si los anteriores sondeos amenazaban con dejarlos fuera del Parlament, esta vez, la intención de voto alcanza el 5,2%. Anteriores sondeos la reducían al 1,5%. El porcentaje mínimo exigido para poder entrar en la cámara parlamentaria es del 3%.

La candidatura Cataluña sí que es pot, formada por ICV y Podemos, que concurre por primera vez, reuniría entre 17 y 19 escaños (11,1% de los votos).

El 54%, contra la independencia





De este modo, la balanza de las próximas elecciones catalanas se decanta poco a poco hacia las opciones que defienden la unidad de España. Aunque los estudios demoscópicos aún reflejan una Cataluña muy dividida, el número de votantes que acumularían las fuerzas no separatistas sumaría el 54,4% de los sufragios. Las listas rupturistas congregarían al 46% de los votantes.

Sin embargo, los independentistas continúan ganando en representantes por la mínima gracias a la ley electoral, que encarece la obtención de escaños en Barcelona y Tarragona. En estos territorios los partidos frontales a la separación lograrían el mayor número de votos.

Tres de cada diez, indecisos

El estudio encargado por Economía Digital refleja un dato que asegura la tensión hasta que se cuente el último voto. Prácticamente el 29% de los catalanes no habría decidido aún el sentido del voto. Para obtener estas conclusiones, Opinòmetre ha encuestado por teléfono a mil personas: 400 en Barcelona y 200 en Girona, Lleida y Tarragona.

El margen de error es del 3%. El sondeo se realizó entre el 14 y el 16 de septiembre, tres días después de la manifestación de la Diada.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad