Mena y Colet 'ignoran' a Corbacho

19 de julio de 2011 (18:57 CET)

Martes, hora de comer. Lugar: un céntrico hotel barcelonés en el que el diputado y exministro de Trabajo y Seguridad Social, Celestino Corbacho, comparte ágape con una comensal. Unos minutos después, a una hora ya tardía para las costumbres mediterráneas, llegan al mismo lugar el actual conseller de Empresa i Ocupació, Francesc Xavier Mena, y el número dos de su departamento y secretario general, Enric Colet.

Los dos gobernantes llegan aparentemente sumidos por las prisas y casi sin levantar la mirada de la puerta del comedor climatizado, a unos 50 metros de la terraza en la que el exalcalde de l'Hospitalet almuerza. Algunos comensales comentan la amplia presencia de políticos.

A la salida, ya encarados hacia el lugar en que todavía prosigue Corbacho, Colet realiza un comentario a la oreja de Mena. Corbacho ha sido detectado. Ambos vuelven a salir con el mismo aparente apresuramiento con el que habían aterrizado unos minutos antes. La mirada ni se dirige al rincón del exministro. Ignorado el político socialista vuelven, con el escolta tras ellos, en dirección a la sede del departamento que ahora dirigen.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad