Momentos de tensión con el himno en la inauguración del mundial de natación

stop

21 de julio de 2013 (10:36 CET)

No sólo hubo pitidos al himno español la noche del viernes en la inauguración del mundial de natación, que se celebra en Barcelona. Hubo más y comienza a resultar un momento de tensión para los asistentes a actos oficiales en los que se cruzan las representaciones institucionales catalana y española.

Se trata de los gestos que algunos dirigentes de la Generalitat practicaron en el mismo acto oficial. Por ejemplo, en la primera línea de representación (la misma en la que se hallaba el presidente Artur Mas), Ivan Tubau i Ragolta (Lloret de Mar, 1973). El político convergente, secretario general de Deportes de la Generalitat, se mantuvo sentado mientras sonó el himno español. Acompañado de su mujer, se levantó sin embargo nada más sonaron los acordes de Els Segadors.

Volvió a suceder algo similar cuando desfiló el abanderado español. Toda la línea de representación se levantó salvo Tibau, que estaba sentado junto al presidente de RTVE. No sólo evitó el protocolo sinó que se dedicó a beber agua de manera ostensible para evitar que hubiera alguna duda sobre cuál era su actuación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad