Montoro rehúye los hoteles de cinco estrellas

stop

El Gobierno del PP cuida los detalles ante la gravedad de la crisis

10 de mayo de 2013 (23:01 CET)

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, es un hombre austero. Le gusta jugar con la ironía, a veces en exceso, pero cuida las formas. En su casa ha convivido con su suegra, y suele hacer bromas con sus problemas domésticos. En público, sin embargo, cuando combate con sus adversarios políticos, es capaz de mostrarse, incluso, desagradable. Pero no olvida la situación económica en la que se encuentra la mayoría de los españoles.

Por ello, en su estancia en Barcelona, ha rehuido ofertas para instalarse en un hotel de cinco estrellas importante de la ciudad. No se lo puede permitir. Los campeones de las políticas de austeridad, aunque el PP pide un cambio en esa orientación por parte de la Comisión Europea, no pueden hacer noche en un hotel de lujo.

Montoro eligió otro establecimiento más modesto. Y es que hay que cuidar todos los detalles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad