Oh bla bla!: encorbatado de día, canalla de noche

stop

C/ Marqués de la Ensenada, 16. Madrid. 911 26 03 91 twitter.com/OHBLABLAA

31 de octubre de 2014 (10:23 CET)

Santiago Segura y Cayetano Rivera no pasarán a la historia de la restauración por su ingenio para dar nombres a los locales, pero sí por su capacidad para crear conceptos culinarios de alto nivel, para todos los bolsillos. Tras el éxito de Bistro Bla (C/ Prim, 13), el cineasta y el torero acaban de abrir Oh bla bla!.

Parada obligada en calle Génova

Los dos establecimientos están gestionados por Nacho Charrabe. Si el primero está frecuentado por jueces y fiscales, ya que se encuentra a escasos metros de la sede de la Audiencia Nacional, y personajes del cine español, el segundo es el lugar favorito de políticos y empresarios que pasean por la calle Génova. De hecho, está ubicado muy cerca de la sede popular, y no muy lejos del Círculo de empresarios.


Afterwork y cenas con glamour

Por la noche, el ambiente se transforma y prevalece un nuevo público business que huye de chaqueta y corbata, quizás debido a su amplio horario de apertura (hasta las 2 de la madrugada). También suele ser bastante habitual toparse con Cayetano Rivera y su actual pareja, Eva González, ya que los dos se han mudado a un piso situado en los alrededores del restaurante.


Hasta la estrella de Hollywood Alec Baldwin, uno de los protagonistas de Torrente 5, cenó en el nuevo local y con toda probabilidad recomendará el sitio a su familia política, dado que su mujer es española.

La gran barra de cobre es toda una declaración de intenciones. Realizada por el estudio Lucas & Hernandez Gil, incorpora peldaños en su lateral, pensados para subir con facilidad a la misma en las noches que se prolongan más de la cuenta.

El concepto gastronómico

El concepto gastronómico de Oh Bla Bla! tiene su origen en la India, donde el pasado verano Charrabe estuvo inmerso en la disciplina ayurvédica que le ayudó a tomar consciencia del lema “somos lo que comemos”.

La mayoría de los ingredientes utilizados son de naturaleza orgánica, como la masa de pizza 100% orgánica elaborada con trigo y levaduras de cultivo biodinámico, el café 100% orgánico arábico, el pan de masa madre de Madre Hizo Pan o los vinos naturales de Tom Rimbau, bodega catalana que embotella el vino en botellas de barro y las conserva en agua.

Las tartas son de Celicioso, elaboradas sin gluten y sin lactosa; y todos los días tenéis la opción de pedir el pescados del día, que el mismo Charrabe se encarga de comprar cada mañana en el mercado, asesorado por socio Antonio de Pescaderías Fernandovi.


Su otra seña de identidad es la de ofrecer platos de la tradicional trattoria italiana, como la pizza de espinacas frescas y gambas al ajillo o los panzerotti de calabaza a la salvia orgánica, junto con recetas “japo”. Los conos de salmón envueltos en alga nori tostadas o el rollito de langostino en tempura son algunas de las estrellas de las propuestas japonesas.

Además, su sushi bar está completamente abierto al público y es posible ver en acción a su sushi man.

Tal y como os adelantamos, su precio medio es bastante asequible y ronda los 30 euros. ¿Otra razón para acercarse a Oh Bla bla!? Su terraza, que podemos disfrutar tanto en verano como en invierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad