Oriol Pujol y Duran Lleida preguntaron a periodistas qué hacer tras la 'mani' de la Diada

stop

29 de noviembre de 2012 (18:56 CET)

Existe un guión. La dirección de CiU ha ido, en los últimos meses, elaborando una estrategia que pasaba por un adelanto electoral, pero a lo largo de 2013.

El ahogo económico, sin embargo, arreciaba, y la Generalitat pasó a depender de la financiación que le proporcionaba el Gobierno central.

Y llegó la manifestación independentista de la Diada. Al margen del número de ciudadanos, de si se manifestaron un millón y medio, o medio millón, la exhibición impresionó a los dirigentes de CiU.

Proclamas independentistas

Hasta tal punto que al día siguiente Oriol Pujol, por un lado, y Josep Antoni Duran Lleida, por otro, hicieron una ronda de llamadas. Algunos periodistas fueron consultados, sobre qué hacer tras la Diada, y si CiU debía recoger o no las proclamas independentistas.

Había dudas. La dirección de la federación nacionalista no interpretó de manera unívoca la manifestación, pero Artur Mas acabó considerando que valía la pena correr el riesgo y liderar el movimiento independentista, con un adelanto electoral.

La respuesta de los periodistas, claro, fue diferente, en función de cada uno de los consultados, pero, en general, propusieron una cierta prudencia.

En cualquier caso, los medios de comunicación han jugado en estas elecciones, y, principalmente, en el proceso previo a los comicios, un papel crucial, con un resultado frustrante para muchos de ellos tras la noche electoral.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad