Puig pagará más de 70 millones por los perfumes de Jean Paul Gaultier

stop

El grupo catalán negocia con Shiseido para incorporar las licencias el 1 de enero de 2016

De izquierda a derecha, Marc Puig, Jean Paul Gaultier y Manuel Puig en una imagen de 2011

en Barcelona, 05 de febrero de 2015 (13:58 CET)

Grupo Puig quiere crecer y no tiene miedo en sacar la billetera. La firma catalana ha anunciado este jueves que ha empezado a negociar con un gigante de la cosmética, Shiseido, para adquirir los derechos de propiedad intelectual de los perfumes de Jean Paul Gaultier. Pagará, como mínimo, 70 millones de euros por los royalty.

Las licencias en manos del grupo japonés vencen oficialmente el 30 de junio de 2016. Puig abre la puerta a aportar "una compensación adicional" si la operación concluye antes de esta fecha. El grupo familiar con sede en Barcelona plantea que la ejecución tenga lugar el 1 de enero del próximo ejercicio.

Estrategia de marca global para Jean Paul Gaultier


Recompensará a Shiseido con otros 20 millones si se cumplen una "serie de condiciones acordadas por ambas partes". La más importante es que la transición en la propiedad tenga lugar de "forma ordenada".

Puig está especialmente interesado en gestionar los perfumes de Jean Paul Gaultier por una estrategia de marca. Es el accionista mayoritario de la maison francesa desde mayo de 2011 y la recuperación de esta licencia le permitiría realizar una gesión global del márketing de la firma.

Segunda operación corporativa del año


Shiseido se hizo con el control de los denominados productos de clase 3 (baño y aseo) de Gaultier en 1993. Su filial Beauté Prestige International, con sede en París, ha desarrollado las dos fragancias que llevan el nombre del diseñador: Classique, femenina, y Le Male, masculina. También ha creado todas las versiones especiales que han llegado al mercado. Las distribuye en más de 110 países.

Puig anuncia el inicio de la negociación tan sólo 15 días después de cerrar otra operación corporativa que le acerca a convertirse en el tercer perfumero mundial: la adquisición de dos de los grandes nombres del sector, las lujosas marcas Penhaligon's (británica) y L'Artisan Parfumeur (francesa). En esa ocasión, no transcendieron los datos de la transacción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad