Sánchez pisa el acelerador: ofrece pactos a Podemos y Ciudadanos frente a un PP tocado

stop

El secretario general del PSOE anuncia que llamará a Pablo Iglesias y Albert Rivera en los próximos días para buscar "vías de entendimiento"

Pedro Sánchez comparece ante los medios la noche del 24 de mayo

en A Coruña, 25 de mayo de 2015 (10:10 CET)

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado que en los próximos días llamará a los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y de Ciudadanos, Albert Rivera, para ofrecerles "vías de entendimiento" ante el nuevo escenario surgido tras las elecciones municipales y autonómicas.

El líder socialista es consciente de la caída en barrena del PP, que ha perdido más de tres millones de votos en las elecciones municipales con respecto a 2011, y la práctica totalidad de sus mayorías absolutas en las comunidades. Ahora, su objetivo es liderar la posible articulación de pactos con Podemos y Ciudadanos y evitar así situaciones de bloqueo como la que vive su partido en el Parlamento andaluz.

Llamada también a IU

Sánchez no quiere perder el tiempo de cara a las elecciones generales y ha avisado de que su intención es "tomar la iniciativa" para establecer puentes con los partidos que abogan por el cambio en las urnas, entre los que excluye al PP. El socialista también ha dicho que llamará a los líderes de IU y de otras fuerzas a las que las urnas les han concedido determinado peso en grandes municipios y comunidades autónomas, como es el caso de Coalición Canaria o Compromís.

El PSOE ha quedado como segunda fuerza política en las elecciones municipales con el 25% de los votos, por detrás del PP, y Sánchez se ha erigido en el promotor de la formación de nuevos gobiernos de "izquierdas" en ayuntamientos y regiones. Las conversaciones que espera mantener con los líderes de Podemos y de Ciudadanos serán las primeras que establezca con ambos dirigentes.

Críticas medidas en campaña

El socialista sostiene que "Podemos y Ciudadanos no están preparados" para liderar el cambio en España, pero sí les reconoce que tienen disposición para "dar un giro" regenerador y apostar por ptras políticas.

Durante la campaña, Sánchez ha centrado su discurso en arremeter contra el PP, mientras que a Podemos y a Ciudadanos les ha otorgado un papel secundario y las críticas han sido suaves, principalmente por la cuestión andaluza, consciente de que sus apoyos van a ser necesarios para formar gobiernos.

Geometría variable


Ferraz ha dado libertad a sus candidatos municipales y autonómicos para que fijen su política de alianzas, al considerar que en unos sitios será preciso el acuerdo con Ciudadanos y en otros, con Podemos.

El PSOE ha sido el vencedor en Asturias y Extremadura, pero alianzas con las formaciones de Iglesias y Rivera podrían darle el gobierno en la Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, Baleares, Murcia y La Rioja.

En el ámbito local, en cambio, en algunas de las principales ciudades, como Madrid, Barcelona o Zaragoza, plataformas ligadas a Podemos son las que tienen opción de gobernar si los socialistas le dan sustento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad