Taktika Berri: El local de María

stop

Valencia, 169, Barcelona 93-453-47-59

03 de diciembre de 2010 (19:19 CET)

Este buen restaurante vasco tiene dos secretos, el primero se llama María, la hija de los propietarios que lleva la sala desde bien jovencita. La he visto solventar todo tipo de situaciones con una desenvoltura impropia de su edad de entonces, en los primeros años del local, con la misma gracia que te cantaba la carta con su simpatía y don de gentes naturales. Desde el principio, el Taktika Berri ha sido un establecimiento de varoneo, con las mesas llenas de hombres, a los que se les iban los ojos detrás de María, dispuestos a comer bien en un ambiente acogedor, y a coronar el ágape con copa –copa larga en muchos casos-, a pasar un buen rato en definitiva. Quizá por eso desde sus primeros tiempos ir a comer al Taktika exigía la reserva.

Entre la clientela habitual abundan gentes de empresa con una proporción importante de personajes del mundo financiero local procedentes de las oficinas cercanas de la Diagonal. Joan Hortalà, el presidente de la Bolsa de Barcelona, tiene la oficina un poco más lejos, pero igualmente es un buen cliente de la casa. Desde hace un par de años, con las reformas que mejoraron la cocina y acabaron con los humos del comedor, se habilitó una nueva sala dedicada a no fumadores, lo que abrió la puerta a otro tipo de público en el que la cuota femenina ha ganado peso.

El otro secreto de este local de éxito es la oferta. La carta –cantada-, es breve y siempre la misma: cuatro o cinco primeros e idéntica proporción de segundos. Son platos que nunca fallan, como la gran variedad de pintxos fríos y calientes que nutren su concurrida barra. María los canta a pelo, sin el precio. Ensalada de bonito, de txangurro, tortilla de bacalao; chuletón, merluza a la donostiarra o rebozada; sapito (rape). En los últimos tiempos han incorporado un cortador de jamón que sirve las virutas recién arrancadas del pernil. La clientela confía no solo en la calidad de la cocina, sino en la contención de los precios que siempre dan como resultado una cuenta muy razonable.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad