Textil Santanderina, gigante catalán en el Norte de España

en Barcelona, 28 de julio de 2015 (00:00 CET)

La compañía Textil Santanderina es una de las mayores firmas del ramo en España. En realidad, la empresa no radica en Cataluña, sino en el municipio norteño de Cabezón de la Sal, donde se constituyó hace más de medio siglo por fusión de Cuitó y Cía y González Cossío Hermanos, cuyos orígenes se remontan a los años veinte.

Pero todo el capital está controlado casi desde la época fundacional por ciudadanos afincados en Cataluña. Entre ellos figuran de forma destacada la familia Serra, cuyos antecesores procedían de la población ausetana de Manlleu.

Santanderina tiene 1.100 empleados. Es uno de los pocos fabricantes textiles que ha logrado sobrevivir a las sucesivas crisis que barrieron el sector y que se llevaron por delante a infinidad de nombres históricos.

Las magnitudes que arroja Santanderina no son grano de anís. El año pasado decreció la actividad realizada en el mercado nacional y el giro consolidado cayó de 125,5 a 104,8 millones, es decir, quedó en niveles similares a los de 2010. La exportación supuso el 68,7% de las ventas, frente al 61,9% que representó en 2013.

El flujo de caja bajó de 3,2 a 2,3 millones. El beneficio neto también menguó de 1,3 millones a 466.000 euros. Los fondos propios suman 56 millones. La compañía trabaja para conocidas firmas de moda como Inditex, Mango, Cortefiel, Pepe Jeans, Esprit, C&A, Marks & Spencer, Abercrombie & Fitch y VF Corporation, entre otras.

El perímetro de consolidación abarca las empresas Santex Textile, de China; Bellisima Apparels, de Bangladesh; TS do Brasil, de Sao Paulo (Brasil); Desarrollo y Comercialización de Artículos Textiles (Desco), de Madrid; y Monretex, Acabats del Bages e Inada, todas ellas de Barcelona. Estas sociedades aportaron un beneficio conjunto de 218.000 euros.

El pasado mayo falleció a los 83 años Juan Parés Serra, principal accionista de Santanderina y durante muchos lustros su máximo  ejecutivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad