El Tourmalet de Feijóo

No vale la pena que el PP obtenga rutilantes victorias en todos los lugares de España, si en Cataluña no resuelve el agujero negro que tiene

Esta semana se publicaron los datos del CEO. El instituto demoscópico de la Generalitat de Cataluña indica que, en caso de celebrarse hoy elecciones generales, el actual bloque gubernamental formado por el PSOE, Podemos y ERC obtendría en las 4 provincias catalanas entre 28 y 35 diputados al congreso, mientras que el bloque opositor formado por PP y Vox lograría entre 4 y 9 escaños.

Actualmente los partidos de la mayoría Frankenstein suman 32 diputados en Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona por 4 de Vox y el PP. Así las cosas, la diferencia actual entre el Gobierno y la oposición es de 28 diputados al congreso y, si las elecciones generales se celebrarán hoy, la diferencia se establecería entre 23 y 24 diputados, dado que la horquilla de los tres partidos del Gobierno se sitúa entre los 28 y los 35 diputados y los del PP y Vox entre 4 y 9 electos por las cuatro provincias catalanas.

Estos datos ponen de manifiesto, una vez más, algo que por mucho que sea archiconocido se olvida con frecuencia. No vale para nada que el PP obtenga rutilantes victorias en todos los lugares de España, como la alcanzada recientemente en Andalucía, si no resuelve el agujero negro que tiene en Cataluña.

TV3 es el canal preferido de un 43% de catalanes

La visión de la realidad desde Cataluña es distinta a la del resto de España, afirmar eso no es reconocer singularidad o diferencia alguna, sino constatar que, según la misma encuesta del CEO, el medio de comunicación preferido por el 43% de los catalanes es TV3, lo que le convierte en líder de audiencia y lo que hace que la visión tergiversada de TV3 y su canal de noticias 3/24 se convierta en la principal fuente de información de la población catalana. Los catalanes que menos acuden a la TV pública autonómica para informarse son los del PP y Vox, con solo un 8%, pero en el caso de ERC y Junts, el 76% y el 80% de sus votantes son fieles a TV3.

1cd61bb0237e01f8435d8a589505ff3d265cd8c5
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (i), y la secretaria general del partido, Cuca Gamarra, tras su discurso en la segunda jornada del XX Congreso Nacional del PP que se celebró en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

Los partidos denominados constitucionalistas son de centro–derecha y tienen una gran dificultad sociológica para arraigar en Cataluña, que trasciende a lo mediático. Es cierto que desde una amplía mayoría de medios se hace un esfuerzo denodado y constante para ridiculizarlos y presentarlos como fuerzas contrarias a Cataluña… y lo consiguen dado que la encuesta del CEO nos informa que los tres colectivos que merecen la aprobación de la sociedad catalana son “la gente feminista” a la que se puntúa con un 6,8 sobre 10, la gente de izquierdas que reciben un 6,4 de valoración y la gente independentista que aprueba con un 5,5.

Por otro lado, la gente que defiende la unidad de España, la de derechas y la contraria al feminismo suspenden. No puedo esconder mi nula sorpresa por estos datos. En realidad unos son consecuencia de otros, si vives la vida a través de los ojos de TV3 lo razonable es que la sociedad acabe siendo como la dibuja el CEO.

ERC cae en Cataluña

En Cataluña los votantes de ERC caen, ya que reciben un 5,4. En cambio, los que votan Vox, Cs o PP son percibidos como los más agrios de la comunidad de vecinos dado que reciben un 1,6, un 2,9 y un 2,9.

Los votantes de Cs van al PSC

Los datos hechos públicos esta semana ponen de manifiesto que la brecha entre los catalanes partidarios de la independencia y los contrarios es de 11 puntos en favor de los contrarios a la separación, es el mejor dato para los catalanes no independentistas desde 2015. ¡Una gran noticia!.

La brecha insalvable de Cataluña se convertirá en el Tourmalet inescalable que separará a Feijóo de la Moncloa

Esta realidad demoscópica debería ser un acicate para Feijóo y debería abrirle grandes expectativas en Cataluña, pero la realidad es distinta, la mayoría de votantes de Cs que abandonan la formación naranja optan por el PSC antes que por el PP.

Quizás la moderación y el buen talante le dé réditos a Feijóo en 16 comunidades autónomas, pero en la Cataluña independentista y enfurruñada que crea comisarios lingüísticos en los colegios, donde los militantes de Junts le gritan “mora de mierda” a una diputada a las puertas del Parlament y donde la presentadora del programa estrella de TV3 llama en directo “ñordos” a los catalanes que se sienten españoles, la política de contemporización será percibida por los catalanes potenciales votantes del PP como una nueva claudicación y, por esa vía, la brecha insalvable de Cataluña se convertirá en el Tourmalet inescalable que separará a Feijóo de la Moncloa.

Joan López Alegre