La encrucijada de Collboni: ERC o JxCat

La negociación para la investidura en el Congreso dejó en punto muerto cualquier tipo de acuerdo, fuera con los Comuns, con ERC o con el propio Xavier Trias

Ahora que ya hay presidente investido y gobierno decidido, las incógnitas son territoriales. País Vasco, ya con el lendakari elegido, en la Comunidad Valenciana, con las dudas ante un nuevo líder del PSOE o el Ayuntamiento de Barcelona.

En Barcelona se precisa un gobierno municipal sólido. El actual alcalde, Jaume Collboni, sólo tiene a sus diez concejales, uno menos que el ganador de las elecciones, la candidatura de Xavier Trias. La negociación para la investidura en el Congreso dejó en punto muerto cualquier tipo de acuerdo, fuera con los Comuns, con ERC o con el propio Xavier Trias.

De hecho, durante algunas semanas se estuvo desinformando sobre la posibilidad de que el acuerdo entre Pedro Sánchez y Carles Puigdemont también comprometiera la alcaldía de Barcelona, a favor de JxCat. Jamás estuvo sobre la mesa.

Gobierno en solitario de Collboni

Lo cierto es que tras mucho meses de gobierno en solitario de Collboni, ya ha llegado el momento para que esta incertidumbre se aleje de la plaza Sant Jaume, y el alcalde socialista se decida. Lo que suena desde dentro es, en ocasiones, contradictorio.

Por una lado ERC, que sería un pacto lógico en Barcelona, sufre una ruptura bastante profunda de su grupo municipal. La decisión del último Pleno del viernes de Ernest Maragall, de improviso, sobre su marcha, abre muchas más incógnitas sobre lo que pueda ocurrir. Sobre todo, de cara a saber quién será, cien por cien, el nuevo o nueva líder municipal de esa formación. Lo normal es que se situara a la cabeza del grupo la número dos, Elisenda Alamany. Sin embargo, tal y como se produjo el anuncio de sustitución, no parece que eso sea tan sencillo.

El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni. EFE/ Quique García

La otra formación que entraría en este tripartito municipal serían los Comuns. Pero tampoco está claro. Primero porque el futuro de Ada Colau no está confirmado. Nadie la hace como segunda de Collboni. Los pronósticos la sitúan cerca de Europa, ahora que uno de sus compañeros de partido, Ernest Urtasun, hasta hace poco eurodiputado, se ha convertido en el nuevo ministro de Cultura. Y en solitario, tampoco sumarían. Es necesaria Esquerra.

La realidad y el día a día explican otra situación. Sin ir más lejos, en el Plenario del pasado viernes, donde se despidieron Ernest Maragall y Jordi Martí, que será el nuevo secretario de Estado de Cultura, los socialistas aprobaron las nuevas tasas de terrazas con la ayuda de JxCat, PP y Vox. Lo de los populares y Vox iba en el pack. Lo de Junts fue más profundo.

La sintonía entre las dos formaciones es muy evidente. De hecho, son unos cuantos los concejales socialistas que se sienten más cercanos al acuerdo con la formación de Trías. Simplemente es una cuestión de horas gestionando proyectos públicos.

La marcha de Ernest Maragall de ERC, político que había militado durante muchos años en el PSC junto a Jaume Collboni, es uno de los principales problemas con los que se van a encontrar los socialistas y los republicanos. No existe un porqué evidente de su repentina marcha. Pero es cierto que los tiempos de duda han finalizado. Todo a punta a que antes de que finalice el año conoceremos las dos posibilidades que tiene Collboni sobre la mesa: un nuevo tripartito o, con el beneplácito que le concede el acuerdo de investidura en el Congreso, un pacto con Xavier Trias.

Todo muy interesante.

Un comentario en “La encrucijada de Collboni: ERC o JxCat

Deja una respuesta

o inicie sesión con