Sánchez presidente… Pero el PP gestiona el 54% del PIB y el PSOE solo el 5,4%

El PP gobierna en 12 de las 17 Comunidades Autónomas con un PIB conjunto de 816.145 millones de euros.

Pedro Sánchez ha logrado ser investido Presidente del Gobierno con los 121 diputados del PSOE, 31 de Sumar, siete de ERC, siete de Junts, seis de Bildu, cinco del PNV, uno del BNG y uno de Coalición Canaria.

Se trata del Gobierno encabezado por un partido (PSOE) con el número más bajo de escaños desde la Transición. El partido de Pedro Sánchez requerirá el apoyo constante de Sumar; dependerá también de 25 diputados de partidos independentistas (de un total de 350) que dictarán las políticas de la cuarta mayor economía de la UE.

Los socialistas se han comprometido a condonar 15.000 millones de euros de deuda a Cataluña

El Partido Popular gobierna en doce de las diecisiete Comunidades Autónomas. Cuentan con 31,8 millones de habitantes, un 67% de la población española. Tienen más de diez veces más habitantes que las tres lideradas por el PSOE: Asturias, Navarra y Castilla La-Macha (31,8 millones por 3 millones).

El PIB conjunto de las doce Comunidades Autónomas con gobiernos del PP asciende a 816.145 millones de euros, el 54% del total de España.

El PSOE administra en solitario únicamente Castilla-La Mancha y Asturias, y con Geroa Bai también Navarra. Estas tres Comunidades Autónomas tienen un PIB conjunto de 86.106 millones, el 10,5% del de las doce administradas por el PP, y únicamente el 5,4% del PIB total de España, que es de 1,58 billones de euros.

El nuevo Ejecutivo no es, por consiguiente, representativo de la mayoría de la población ni economía españolas. Pero Sánchez además quiere transferir competencias, tributos y financiación a dos Comunidades Autónomas, Cataluña y País Vasco.

El PSOE se ha comprometido a condonar 15.000 de los 73.110 millones de euros de deuda de Cataluña con el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

El FLA se creó durante la crisis de la eurozona para que el Estado evitara la quiebra de entidades financieras cuya financiación en los mercados era imposible. País Vasco, Comunidad de Madrid y Navarra no adeudan nada. Las otras 13 Comunidades Autónomas sí adeudan otras cantidades, 118.167 millones de euros en total.

Argumentando igualdad de trato, estas Comunidades pueden pedir y recibir una quita equivalente, del 20%. En ese caso, España tendría que eliminar de sus presupuestos y contabilidad un total de 23.633 millones, cantidad netamente superior al presupuesto (si tomamos el gasto) de cada una de las otras Comunidades Autónomas, con la salvedad de Andalucía (36.074 millones), Comunidad Valenciana (28.468 millones) y Comunidad de Madrid (25.999 millones).

El PSOE también ha prometido a Junts y ERC, en negociaciones separadas, transferir más tributos a Cataluña.

Junts y ERC aspiran a gestionar 50.000 millones, que es el total recaudado en Cataluña el año pasado en concepto de IRPF, IVA, Impuesto de Sociedades e impuestos especiales. Cataluña fue la Comunidad Autónoma con más gasto en 2022, concretamente 44.573 millones.

Los independentistas pueden esgrimir que el gasto por habitante en Cataluña (€ 5.645 euros) fue superado en Navarra (€ 7.849) euros), La Rioja (€ 6.017), Extremadura (€ 6.053), País Vasco (5.922) y Cantabria (€ 5.682). Dos de ellas (País Vasco y Navarra) gozan de Concierto/Convenio Económico. La población combinada de Extremadura, Cantabria y La Rioja es de 1,9 millones, mientras que la de Cataluña es de 7,9 millones.

España no cuenta con suficientes recursos para sufragar las mayores competencias y financiación de dos de sus Comunidades Autónomas más rica

Cataluña ya tiene una presión fiscal altísima. Lidera a todas las Comunidades Autónomas con 15 tributos propios. Algunos de ellos son: cánones del agua, incineración de residuos municipales, deposición de residuos municipales y deposición controlada de residuos de la construcción; impuestos sobre estancias turísticas, sobre las grandes superficies comerciales, sobre la emisión de óxido de nitrógeno, por viviendas vacías, bebidas azucaradas envasadas y emisiones de dióxido de carbono de vehículos de tracción mecánica.

La conclusión es evidente: España no cuenta con suficientes recursos para sufragar las mayores competencias y financiación de dos de sus Comunidades Autónomas más ricas. Y aunque los tuviera, conllevaría un agracio comparativo con las demás, rompiendo el principio de equidad y haciendo aún más ingestionable el asimétrico sistema actual de financiación de las Comunidades Autónomas.

Deja una respuesta

o inicie sesión con