Barcelona y Madrid pierden 300 millones por las viviendas vacías

stop

En España existen 3,7 millones de viviendas secundarias, cerradas la mayor parte del año sin generar beneficios

Un bloque de viviendas en Barcelona

Madrid, 26 de julio de 2016 (15:14 CET)

Un estudio realizado por el portal Uniplaces.es, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), ha llegado a la conclusión de que la mayoría de los 3,7 millones de viviendas secundarias que existen en España solo se utilizan en vacaciones, por lo que no generan beneficios el resto del año, al estar cerradas.Y podrían hacerlo.

Aunque Alicante, Valencia y Málaga son las provincias que más viviendas secundarias tienen, las que más dinero estarían perdiendo por no alquilar estas residencias serían Barcelona, Madrid y Alicante. Se estima que podrían ingresar mensualmente unos 425 millones de euros.

Un potencial de 150 millones de ingresos en Barcelona

Los datos de la compañía reflejan que Barcelona está perdiendo 150 millones al mes por no alquilar sus 151.335 viviendas secundarias. Mientras que Madrid y Alicante están dejando de ingresar 139 y 136 millones, respectivamente.

Por su parte, Valencia, la segunda provincia que más viviendas secundarias, generaría beneficios cercanos a 128 millones de euros de alquiler las 223.885 residencias secundarias que aglutina su parque residencial.

Estudiantes, inquilinos perfectos

Desde la compañía explican que estas provincias al ser costeras y tener buenas universidades facilitan a los propietarios el encontrar el tipo de inquilino perfecto para sus necesidades: los estudiantes, jóvenes que sólo estarán en las viviendas durante el curso académico y que se marcharán en el periodo estival cuando los dueños de los alojamientos quieren disfrutar de sus viviendas.

Según cálculos de Uniplaces, una vivienda secundaria en Barcelona se alquilaría, de media, por 993 euros al mes, lo que supondría que en 10 meses, eliminando julio y agosto que sería la época en la que la disfrutaría el propietario, generaría 9.930 euros.

Con esta cantidad el dueño podría tanto cubrir los gastos de mantenimiento que genera una vivienda, y que se sitúan entre los 1.500 y 2.000 euros al año, como obtener beneficios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad