El precio de la vivienda es ya un 3,3% superior al de antes de la pandemia

Las viviendas cuestan un 5,2% más que hace un año. Las islas protagonizan el aumento de precios más elevado

Viviendas

El precio de la vivienda en España registró una suave bajada durante los meses más duros de la pandemia, pero desde el inicio de la recuperación en el pasado mes de marzo ha vuelto a su senda alcista. La vivienda nueva y usada mantuvo en agosto la tendencia de crecimiento moderada a nivel mensual, aunque más acentuada si se compara con hace un año.

La vivienda nueva y usada se encareció un 0,4% en tasa mensual (agosto sobre julio) pero la diferencia se eleva hasta el 5,2% en la comparativa con el mismo mes del año pasado, según la estadística IMIE General y Grandes Mercados de Tinsa, que refleja que las islas están tirando del precio de la vivienda en España.

En concreto, la vivienda en las islas ha aumentado su precio un 7,9% interanual, seguido del resto de municipios, con un repunte del 7,1% y la costa mediterránea, del 6,1%, mientras que presentan subidas más moderadas los precios de las viviendas situadas en áreas metropolitanas (+4,9%) y capitales y grandes ciudades (+3,8%).

Con estos datos, la comparación con el periodo de mayores caídas, concentradas en el segundo semestre del año precedente, arroja elevadas tasas de variación interanual, que se enmarcan en “una tendencia alcista que se consolida sin retrocesos mes a mes para los diferentes agregados geográficos”, explica la analista senior del Servicio de Estudios de Tinsa, Andrea de la Hoz.

El precio sube un 3,3% respecto al nivel prepandemia

Respecto al mes de marzo de 2020, cuando estalló la pandemia y se dio inicio a la crisis sanitaria y económica, el precio de la vivienda en España se ha encarecido un 3,3%, y en este año y medio donde más ha subido es en los municipios más pequeños del interior y la costa atlántica (+4,5%) y las capitales y grandes ciudades (+4,3%).

La recuperación general avanza a un ritmo más adelantado de lo previsto en un contexto de mantenimiento de los estímulos económicos en Europa y de los bajos tipos de interés y, según De la Hoz, el mercado residencial se enmarca en “un escenario de un incremento sostenido de precios, demanda creciente y oferta limitada”.

De hecho, a nivel mensual el precio de la vivienda sube un 0,4%, impulsado de nuevo por las islas (+4,2%) y el resto de municipio (+1,1%), si bien en las capitales y grandes ciudades subió un 0,5% y incluso en las áreas metropolitanas la vivienda se abarató un 1,6% respecto a julio y la costa mediterránea un 0,6%.

El precio sube un 21,7% desde los mínimos de la pasada crisis en 2008

De esta forma, la vivienda se ha revalorizado de media en España un 21,7% desde el mínimo registrado tras la crisis financiera de 2008, manteniéndose un 30,2% por debajo de los máximos de 2007.

Por grupos, las islas son de nuevo el grupo donde más se ha incrementado el valor medio desde su mínimo, un 38,4%, seguido de las capitales y grandes ciudades (+31,2%). En el otro extremo, el grupo ‘resto de municipios’ apenas se ha revalorizado un 10,8 % desde sus mínimos.

La mayor brecha respecto los máximos de 2007 se localiza en la costa mediterránea y en las áreas metropolitanas, con descensos acumulados del 40% y del 37,4%, respectivamente. Por el contrario, el grupo compuesto por Baleares y Canarias destaca con la menor caída acumulada desde máximos: un 9,4%.