Ada Colau es candidata a las elecciones municipales de 2019

Ada Colau se enzarza con Manuel Valls por el Rey

stop

Manuel Valls acusa a Ada Colau de "connivencia" con el separatismo tras pedir en el pleno de Barcelona la abolición de la monarquía

Barcelona, 27 de octubre de 2018 (12:07 CET)

El primer duelo entre dos de los máximos aspirantes a vencer las próximas elecciones de Barcelona ya está aquí. Ada Colau se unió el viernes a los soberanistas catalanes para en el pleno municipal la abolición de la monarquía y la reprobación de rey Felipe VI por su postura respecto de la situación política de Cataluña, algo ante lo que Manuel Valls no  quiso guardar silencio.

El candidato por la plataforma Barcelona Capital Europea, vinculada a Ciudadanos, afirmó que esta iniciativa evidencia la "connivencia" de la alcaldesa con los separatistas y "degrada" el prestigio de la institución. 

"La reprobación a Felipe VI y la petición de abolir la monarquía demuestra que Ada Colau no es una persona de la que nos podamos fiar. Es la demostración de la connivencia entre la alcaldesa y los grupos independentistas”, aseguró Valls desde su cuenta de Twitter tras conocer la noticia.

Y agregó que no le queda duda de que Colau intentará "forjar alianzas con los separatistas para intentar mantener la alcaldía", lo que "supone una amenaza y un grave peligro para Barcelona”.

Colau carga contra el "monárquico" Valls

La madrugada del sábado, Colau revisó sus notificaciones de Twitter y respondió al calor del momento a las acusaciones de Valls, defendiendo la decisión del pleno y, de paso, lanzando duras críticas contra el ex primer ministro francés, adelantando así cualquier debate político de cara a las municipales de 2019.

"Que una republicana defienda la República es bastante previsible. De quien cuesta fiarse es de un republicano francés que de repente se vuelve monárquico”, achacó la alcaldesa. "Liberté, egalité, fraternité... ¿se quedaron en los Pirineos?”, ironizó Colau, siempre desde su cuenta de Twitter.

La reprobación al Rey fue votada el viernes por el pleno y presentada hace unos días por la CUP. La resolución lleva la firma del equipo de gobierno de Barcelona en Comú, del Pdecat y de ERC, así como de dos concejales no adscritos. Todo esto lleva a Valls a concluir que se trata de "un espectáculo que degrada profundamente el prestigio del Ayuntamiento y de la ciudad”.

"Lamentablemente esto prefigura el riesgo inaceptable que supondría para Barcelona la continuación de un gobierno municipal que no respeta la Constitución y que busca a ciegas esconder su incompetencia y su incapacidad con una gesticulación infantil e inútil”, subrayó Valls en declaraciones a Efe.

Colau está "cerrando una larga historia de autonomía del proyecto de la ciudad" para ponerla al servicio de "una política sectaria que no tiene nada que ver con los intereses de los barceloneses”, concluyó el alcaldable.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad