Ahora Madrid incumple otra vez su programa con los nuevos concursos

stop

Manuela Carmena desecha la municipalización de los servicios de limpieza. La decisión provoca un cisma con la facción más radical del partido

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Madrid , 17 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Primero fue el banco municipal, después el impago de la deuda y ahora es la municipalización de los servicios de limpieza que Ahora Madrid prometió a su electorado en campaña. El gobierno local presidido por Manuela Carmena vuelve a desechar una nueva promesa electoral al desterrar las políticas más arriesgadas y rompedoras.

Los servicios de limpieza seguirán en manos privadas, una decisión adoptada por la alcaldesa Manuela Carmena que evita huelgas y confrontación judicial. La medida ha encendido los ánimos tanto de las bases de Ahora Madrid, que reclamaban la municipalización de los servicios, como del sector más proclive a echar a las grandes constructoras que gestionan la limpieza y la recogida de basuras como FCC, Ferrovial y OHL.

Reunión con la "casta sindical"

La concejal del área, Inés Sabanés (Izquierda Unida) explicó a los sindicatos que la medida propuesta en campaña electoral "es inviable". El gobierno local asegura que no puede salvar los obstáculos de subrogar los trabajadores de la empresa privada al sector público, ya que este proceso exigiría la convocatoria a oposiciones para garantizar la libre concurrencia.

Sabanés se reunirá este jueves con los representantes de CCOO y UGT, dos agrupaciones que formalmente apoyaban la remunicipalización pero que en privado pusieron trabas para que ésta fructificara. Los representantes sindicales de las grandes empresa constructoras dedicadas a la limpieza habían advertido al Ayuntamiento que la remunicipalización no es viable.

Sindicatos como CGT y Somos Sindicalistas han acusado a los dos grandes sindicatos de velar por los intereses de los liberados sindicales que mantienen privilegios personales y que además tienen gran poder de influencia para la contratación de amigos y familiares en las empresas concesionarias. Son, según han denunciado, "la casta sindical".

Cisma en el gobierno local

Los ánimos están encendidos en el seno municipal. El concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, máximo valedor de la propuesta de remunicipalización, ve menoscabada su segunda bandera electoral. La primera, la auditoría y el impago de la "deuda injusta", ha quedado completamente desdibujada.

Y ahora, la remunicipalización por la que han trabajado los trabajadores y sindicatos afines al ideario político de Ahora Madrid. El concejal de Hacienda no disimula su malestar por la decisión, según han explicado fuentes cercanas al Ayuntamiento.

Carmena también ha terminado de imponer su criterio sobre la fiesta de Semana Santa que no será la "Semana de festividades" ni "Spring break" como habían propuesto desde el equipo de Celia Mayer.

La concejal de Cultura que protagonizó la polémica de los trajes de los Reyes Magos, de las placas franquistas y la de los titiriteros detenidos ha dado la bienvenida a la "Semana Santa" y ha asegurado que "el recuerdo de Jesucristo sirve en la cultura cristiana de punto de inflexión y de invitación a la regeneración interior coincidiendo con el inicio de la primavera". La alcaldesa no parece estar dispuesta a enfrentar nuevos disgustos. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad