Albert Rivera espeta al PP: "No entiende la España del siglo XXI"

stop

NUEVO MAPA POLÍTICO

Zaplana, Rivera y Bono, en una conferencia del líder de Ciudadanos en Madrid en 2013

Barcelona, 12 de marzo de 2015 (17:15 CET)

Las cosas se le pueden complicar mucho al PP si necesita, en algún momento, el apoyo de Ciudadanos. Tras críticas constantes al partido que lidera Albert Rivera en las últimas semanas, se ha añadido una última perla.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, el número dos de Javier Arenas cuando lideraba el PP andaluz, ha llegado a afirmar que no quiere que "en Andalucía se la mande desde Cataluña, ni un presidente que se llame Albert". Sus palabras han provocado un auténtico terremoto, y el propio Albert Rivera ha decidido responder: "El PP no ha entendido que en la España del siglo XXI no importa de dónde procedas, sino qué propones".

Rivera ha logrado que Ciutadans, un partido que se presentó por primera vez en las elecciones catalanas en 2006, se transforme en una fuerza política de ámbito estatal, con la integración de partidos locales y nacionales de toda España.


El mismo error que el de Mas

Las afirmaciones de Sanz representan un rechazo a que, desde una comunidad como Cataluña, se pueda construir un proyecto para toda España. Y Rivera, que ha combatido y combate el discurso del nacionalismo catalán, ha reaccionado a favor de una España plural.

Por ello, el líder de Ciudadanos considera que el PP podría cometer el mismo error que ese nacionalismo catalán. "El PP está cometiendo el mismo error que Artur Mas y los separatistas, porque Cataluña es España", ha afirmado. Pero ha ido más allá, en un momento en el que el PP no tiene muchas opciones de gobernar en Andalucía, y si las tiene será a través de acuerdos con otras fuerzas, sea el PSOE, o Ciudadanos. La misma situación se producirá en otras comunidades como Madrid el 24 de mayo.

El PP, la autocrítica y la corrupción

Rivera eso lo tiene claro: "No gobernarán –por el PP-- ni Andalucía, ni Cataluña, con un discurso como ese", tras afirmar que "estoy orgulloso de cómo es España: unida, pero diversa, y en la que la procedencia no importa".

No se ha quedado ahí, en una crítica ácida al PP: "En lugar de buscar culpables fuera, lo que debe hacer es autocrítica por los recortes, la subida de impuestos o la corrupción, porque hay muchos españoles que lo están pasando muy mal, y que no pueden aguantar más soberbia e incompetencia".

Un claro aviso a navegantes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad