Albert Rivera propone rebajar el IRPF al 40% para retener las rentas altas

stop

PROPUESTA FISCAL

Albert Rivera, en el acto en Madrid, y Mariano Rajoy

Barcelona, 21 de abril de 2015 (19:25 CET)

Ciudadanos está dispuesto a romper moldes. El partido que lidera Albert Rivera sube en las encuestas, y lo hace con algunas propuestas ya sobre la mesa. Este miércoles ha querido ir más allá, al defender un nuevo modelo fiscal que pasa por una rebaja en el IRPF, para dejar el tipo marginal máximo en el entorno del 40%.

El argumento es que los tipos en el entorno del 50%, --en Cataluña es del 56%-- son "contrarios al principio de no confiscatoriedad del artículo 31.1 de la Constitución". Pero, además, esos tipos sobre el 40% "son atractivos para que las rentas altas (con mucha movilidad geográfica) elijan tributar en España por la totalidad de sus ingresos, en vez de como en la actualidad buscar paraísos fiscales".

Esa es la apuesta de Albert Rivera, que, junto al economista Luis Garicano, y al inspector de Hacienda, Francisco de la Torre, presenta la tercera parte del programa económico este miércoles en el teatro Goya en Madrid. Rivera ha asegurado que con la reforma "todos los españoles pagarán menos que con la reforma de Mariano Rajoy".

¿Complementos salariales liberales?

Lo que lanza ahora Ciudadanos es un modelo fiscal que reducirá los tramos del IRPF para dejarlos en tres: el 18%, el 28% y el 42%, hasta los 22.500 euros; hasta 75.000 euros, y en adelante, respectivamente.

Respecto a la reforma del Gobierno, en términos recaudatorios, la propuesta de Rivera y Garicano supone una disminución en la recaudación por el impuesto de 4.350 millones de euros, en relación a la situación prevista para 2016.

La voluntad de Ciudadanos, sin embargo, y eso despista a sus críticos, es que el carácter liberal de la rebaja de impuestos se compensa con un complemento salarial para las rentas más bajas. Algunos expertos señalan que, precisamente, todo ello forma parte de un paquete liberal, porque ese complemento lo tienen principalmente los países anglosajones como el Reino Unido o Estados Unidos.

Y existe el peligro de que los salarios bajen todavía más porque los empresarios saben que habrá un complemento público. En la empresa Walmart, precisamente, asesora a sus trabajadores, cuando les contratan, sobre las ayudas sociales públicas a las que se podrían acoger.


Rehacer la clase media trabajadora

En el programa de Ciudadanos se admite que existe esa crítica. "Algunos críticos temen que el complemento reduzca proporcionalmente los salarios. La evidencia internacional, por el contrario, sugiere que alrededor de tres cuartas partes del crédito fiscal se traducen en incrementos de los ingresos de los trabajadores".

Precisamente, Ciudadanos ofrece el caso de Estados Unidos. "Estos programas han sacado de la pobreza a 27 millones de personas. La tasa de pobreza que hubiera sido sin ellos de un 29% pasa a un 16%".

El objetivo del partido de Albert Rivera, y ese mensaje se repite una y otra vez --la importancia del lenguaje vuelve a quedar de manifiesto-- es "contribuir a reconstruir la clase media trabajadora". Los que potencialmente podrían recibir ese complemento salarial son unos 7,5 millones de trabajadores que no alcanzan el salario mínimo anual. También se incorporaría un complemento para las pensiones más bajas.

Reducir al 20% el impuesto de Sociedades, sin deducciones

Garicano ha calculado el coste. Entre el complemento salarial --7.800 millones--, la rebaja del IRPF ---4.350 millones-- y el complemento de pensiones –442 millones-- la suma es de 12.592 millones. Pero con el dinamismo que se podría conseguir con esas medidas, en el nivel agregado, que esa cifra se redujera a 7.732 millones de euros, con un escenario más optimista y otro más pesimista.

Y esa cifra de 7.732 millones se vería compensada, en el programa de Ciudadanos, gracias a otras medidas que se detallan como la eliminación de deducciones en el impuesto de Sociedades, que se deja en el 20% --el actual es del 30%--; la simplificación de la administración y la eliminación de duplicidades, y una decidida inversión en la lucha contra el fraude.

Dos tipos de IVA

También se plantea una rebaja del IVA que ha provocado una gran polémica, y que ha aprovechado la líder de UPyD, Rosa Díez, para considerar que se trata de una barbaridad. El hecho es que Ciudadanos quiere dejar sólo dos tipos de IVA. En España, el impuesto recauda un 1,5% del PIB menos que la media europea, del 5,5% al 7,1%. La explicación de Ciudadanos es que "una gran cantidad de la cesta de bienes y servicios no están gravados al tipo general (21%) sino al tipo reducido (10%), o al súper-reducido (4%).

La idea de Rivera y Garicano es que el IVA tenga sólo dos tipos, el general (18%) y el reducido (7%), con lo que los productos ahora gravados al 4%, muchos de ellos básicos para el consumo, pasarían al 7%. Eso es lo que critica UpyD, y también el PP.

En el impuesto de sucesiones, Ciudadanos plantea una "armomización fiscal" para que "en ninguna región española la clase media tenga que pagar impuestos de sucesiones". La idea es reducir los tipos impositivos, hasta "más del 80%", con exenciones para favorecer a las clases medias, reduciendo también "el margen autonómico que ha llevado a algunas autonomías a desfiscalizar de forma casi absoluta herencias de miles de millones de euros".

Contra las Sicav

Respecto a la simplificación de la administración, se plantea "fusionar ayuntamientos", una evaluación previa de todos los nuevos programas de gasto; o la fusión de la inspección y la administración de la Seguridad Social y del Ministerio de Hacienda, entre otras medidas.

Respeto a la lucha contra el fraude fiscal, en cuyas medidas ha participado de forma muy activa Francisco de la Torre, se pretende un objetivo aparentemente modesto. "Se trata de que se aplique la ley existente", asegura De la Torre. Pero uno de los objetivos es atacar a las Sicav.

El argumento es que "constituye un escándalo permanente", porque se trata de un "abuso". Y es que son sociedades "que deberían ser siempre instituciones de inversión colectiva, que tributan al tipo superprivilegiado del 1%, pero muy a menudo están controladas por una sola persona o familia, beneficiándose indebidamente del tipo del 1%".

Según Ciudadanos, "una ley aprobada por el PP, PSOE y CiU", impide ahora el control de las Sicav, porque ya no puede actuar la Inspección de Hacienda. El objetivo es revertir esa situación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad