Alcaldes catalanes gestan una rebelión contra los planes sanitarios de Comín

stop

El anuncio del consejero de Salud de comprar el Hospital General de Cataluña levanta quejas y falta de apoyo entre varios mandatarios del Vallès

Panorámica del Hospital General de Cataluña

Barcelona, 22 de octubre de 2016 (17:03 CET)

La propuesta del consejero de Salud catalán, Toni Comín, de comprar el Hospital General de Cataluña por 50 millones de euros, ha levantado un movimiento de rebeldía entre varios representantes municipales de los municipios del Vallès. Si la Generalitat asume el control de este centro de Sant Cugat, se enterrarían los proyectos de levantar dos nuevos hospitales en Rubí y Cerdanyola.

La alcaldesa de Rubí, por ejemplo, se quejó de que si la Generalitat compra el HGC, este municipio se quedaría sin su postergado Hospital Vicente Ferrer. Para la titular del consistorio, Ana María Martínez (PSC), el anuncio de Comín la ha dejado "estupefacta" y lo considera como una "deslealtad institucional".

En tanto, el ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès ha preferido guardar un llamativo silencio hasta que el lunes se pronuncie su alcaldesa Mercè Conesa (PDCat, antes CiU), tras debatir la propuesta en el consistorio. Conesa acaba de llegar de Quito, donde participó en la cumbre Hábitat III, pero ya había tenido varios enfrentamientos con Comín por la intención de su departamento de trasladar a centros sanitarios de Terrassa la actividad que el gobierno catalán contrata en el HGC.

Cerdanyola del Vallès también se vería afectado por la compra del hospital de Sant Cugat, porque significaría que el proyecto del Hospital Ernest Lluch quedaría en papel mojado. Su alcalde Carles Escolà (Compromís per Cerdanyola) no se sumó a las voces de euforia de algunas agrupaciones municipales y pidió más detalles al departamento de Salud sobre la operación, como saber si se contempla que el centro sea 100% público o cómo se solucionará el problema de la falta de transporte directo.

En tanto, el titular del Consejo Comarcal del Vallès Occidental, Ignasi Giménez (PSC) solicitó a Comín que mantengan una reunión urgente para conocer su intenciones de nacionalizar el centro sanitario. El político socialista se quejó de que se enteró de las intenciones del consejero por los medios de comunicación.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad