Artur Mas y Rosa Díez se enzarzan en un culebrón por los liberales europeos

stop

UPyD dice que tiene el sí de ALDE mientras CDC asegura que todo es mentira

Guy Verhofstadt, líder de los liberales europeos. EFE

07 de junio de 2014 (21:01 CET)

CDC, partido del President de la Generalitat, Artur Mas, se ha dado prisa para desmentir el anuncio de que UPyD había logrado entrar en el grupo liberal europeo. Los convergentes guardan con celo su vínculo con la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE) ya que, según dicen, son avaladores de la consulta independentista. “Se trata de un nuevo intento españolista de confundir la opinión pública para dinamitar los soportes europeos del proceso catalán”, ha asegurado la formación nacionalista. ALDE, por ahora, guarda silencio sobre el compromiso con el partido de Rosa Díez.

El flirteo existe. CDC reconoce que ALDE está explorando posibles alianzas aunque dice que no hay nada hecho. Además, recuerdan que UPyD necesitaría dos tercios del grupo a favor para sellar el acuerdo. Y los convergentes se interpondrán. Al igual que el PNV o el Partido Liberal Europeo, explican. Si esos apoyos son suficientes se sabrá a finales de junio, cuando, en principio, se pondrá fin al culebrón con una votación.

Incomodidades

Díez, ya incómoda para CDC de por sí, sabe que ha dado con un filón para desgastar a Mas y a los suyos. La líder de UPyD ha asegurado este sábado que su integración en ALDE había arrancado un acuerdo por el grupo liberal europeo se comprometa a respetar la integridad territorial de los países. "El PNV y CiU tienen un problema. Han tratado que el grupo ALDE defienda la independencia y el derecho a la autodeterminación" y "no lo han conseguido", ha subrayado Díez.

La líder de UPyD se ha mostrado satisfecha con el pacto. Ha dicho sentirse cómoda y se ha preguntado, retóricamente claro, si CDC y PNV, sus posibles compañeros de coalición europea, también.

Campaña europea


CDC exhibió durante la campaña de las elecciones europeas el apoyo de los liberales a la consulta independentista, aunque las palabras de su líder, Guy Verhofstadt, fueron interpretadas por los opositores al referéndum como un frenazo a las aspiraciones soberanistas. "España y Catalunya deben dialogar, pero la solución deberá tener en cuenta la voluntad de los catalanes expresada en una consulta o en unas elecciones", declaró.

De hecho, la única candidata a la presidencia de la Comisión Europea que se mostró abiertamente favorable a la consulta fue la verde Ska Keller. En este caso, los matices no dejaban lugar a dudas. Recibió los apoyos de ICV y ERC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad