El consejero catalán de Interior, Miquel Buch. Un sindicato de mossos exige su dimisión. EFE/Toni Albir

Barcelona registra 562 delitos diarios contra el patrimonio

stop

El consejero catalán de Interior constata en el parlamento catalán que el año pasado se registraron 205.231 delitos contra el patrimonio en Barcelona

Josep Maria Casas

Economía Digital

El consejero catalán de Interior, Miquel Buch. Un sindicato de mossos exige su dimisión. EFE/Toni Albir

Barcelona, 27 de marzo de 2019 (04:55 CET)

En la ciudad de Barcelona se registraron el pasado año 205.231 delitos contra el patrimonio, según constata el consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch (Pdecat), en la respuesta por escrito a una pregunta parlamentaria del PP.

De la respuesta del consejero Buch se desprende que los cacos se han adueñado de Barcelona: se registran de media 562 delitos diarios contra la propiedad.

Buch precisa que en 2018 se produjeron en la capital catalana 105.926 delitos leves contra el patrimonio. Por lo que concierne a los hurtos, 48.659 se les calificó de “delitos” y 82.520 de “delitos leves”.

El consejero catalán de Interior no ofrece ningún dato comparativo respecto a los años anteriores. Sin embargo, por los registros oficiales publicados, se detecta un claro incremento de la delincuencia relacionada con la apropiación de bienes ajenos pese a que los Mossos d’Esquadra engloban este tipo de actuaciones delictivas bajo varios conceptos.

Los 205.2131 delitos “contra el patrimonio” a los que se refiere Buch en su respuesta parlamentaria suponen un aumento del 16% respecto a los 172.656 delitos “contra el patrimonio y el orden socioeconómico” que registraron los Mossos d’Esquadra en Barcelona en la anualidad de 2017. Los Mossos todavía no han publicado la estadística policial de 2018 que debería incluir los datos avanzados por Buch en el parlamento catalán.

Discrepancias con el Ministerio del Interior

Curiosamente, los datos de la Consejería de Interior de la Generalitat no coinciden con los del Ministerio de Interior, con parámetros más bajos. Según el ministerio de Fernando Grande Marlaska, el año pasado se produjeron en Barcelona 141.889 delitos contra la propiedad. De estos, destacan  los 109.154 hurtos y 12.277 robos con violencia.

En total, según el último informe estadístico del Ministerio del Interior, en la capital catalana se produjeron 194.212 infracciones penales durante 2018, un 17,2% más que un año antes. Incluyen todo tipo de delitos, desde los sexuales a las de tenencia de drogas. Eso supone una media de 532 infracciones penales diarias que, sorprendentemente, es inferior a la detectada por Buch solamente por lo que se refiere al patrimonio. Pese al baile de cifras, la realidad es que los barceloneses tienen un problema con la inseguridad.

El barómetro semestral del Ayuntamiento de Barcelona, difundido en enero pasado, puso en evidencia que la seguridad es la principal preocupación de los barceloneses. Un 21% lo expresaron así. Además, un 60% consideró que la seguridad empeoró en el último año y solo un 25,5% que mejoró. El gobierno de Ada Colau consideró los resultados de la encuesta ciudadana como una sensación más que una realidad. Sin embargo, las cifras desmontan a Colau: la delincuencia se dispara.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad