Berlusconi arrastra a Italia al borde del abismo

stop

Los cinco ministros del partido del PDL presentan su dimisión en bloque

Silvio Berlusconi

29 de septiembre de 2013 (11:56 CET)

El ex primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, amenazaba desde hacía semanas con hacer caer el Gobierno de coalición entre su partido, Pueblo de la Libertad (PDL), y el Partido Democrático. Y este sábado ha cumplido su promesa llevando al país al borde del abismo.

Il Cavaliere
ha conseguido que los cinco ministros de su partido presentaran la dimisión en bloque como modo de protesta por el incremento del IVA. O al menos ese ha sido el motivo oficial esgrimido por el líder político. Pero en realidad, la maniobra de Berlusconi, es una ofensiva contra la votación que pretende expulsarle del Parlamento. El Ejecutivo prepara el procedimiento con el que le retirará su escaño e impedirá que se vuelva a presentar a unas legislativas tras su condena por fraude fiscal.

Los cinco ministros rebeldes han sido: Angelino Alfano, Maurizio Lupi, Gaetano Quagliariello, Beatrice Lorenzin y Nunzia de Girolamo.

El mensaje de Berlusconi

"He invitado a los ministros del PDL en el Gobierno a que valoren la oportunidad de presentar inmediatamente la dimisión para no ser cómplices de una odiosa vejación impuesta desde la izquierda contra los italianos. Y han presentado su dimisión para no ser cómplices del aumento del IVA", ha justificado Berlusconi en un comunicado.

Los escándalos públicos del ex primer ministro italiano y su condena por fraude fiscal a cuatro años de prisión han dejado en evidencia a la clase política romana durante los últimos años. El escenario ha provocado reiteradas situaciones de tensión gubernamental que han agudizado la crisis económica.

"Gesto loco"

Y ante este nuevo y desconcertante escenario, el actual primer ministro, Enrico Letta, tomará cartas en el asunto junto al presidente de la República, Giorgio Napolitano, con quien se reunirá en las próximas horas.

Letta ha tachado de "gesto loco" la dimisión de los ministros y lo ha atribuido a asuntos personales de Berlusconi. A su parecer, es el momento de que el Parlamento muestre su confianza hacia el Gobierno y no se convierta en una piedra en el camino de la recuperación del país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad