¿Mejora España? No, empeora Italia

stop

CRISIS POLÍTICA

10 de septiembre de 2013 (19:33 CET)

Los especialistas, economistas y analistas de mercados, se han convertido en una especie de aguafiestas, de personas que no quieren que el país vaya bien, y que se concentran en pequeños detalles, con tal de demostrar que los brotes verdes quedan muy lejos. Con esa actitud, llegan a exasperar a los gobernantes, y, aunque en España se están produciendo cambios, con magnitudes macroeconómicas positivas, los expertos son cautos cuando se señala que la rebaja de la prima de riesgo es la demostración de que España comienza a ir algo bien.

El hecho es que este martes la prima de riesgo italiana ha superado a la española, provocando con ello un cierto clima de euforia que ha llevado a una subida del Ibex-35, alcanzando los 8.801,6 puntos, un nivel que no alcanzaba desde mediados de agosto.

En concreto, la prima de riesgo de España –la diferencia del bono español a diez años respecto al bono a diez años de Alemania, ha descendido hasta los 248,60 puntos, por debajo de los 250,20 puntos de la italiana, algo que no sucedía desde marzo de 2012.

Con ello, la rentabilidad del bono español a diez años se ha quedado en el 4,518%, frente a la rentabilidad del bono italiano, situada en el 4,526%.

Euforia en los mercados

¿Está España superando una situación de máxima gravedad, para iniciar un ligero despegue? El descenso de la prima de riesgo es importante, porque rebaja el coste de la deuda soberana española. Pero, ¿hasta qué punto es un mérito de la economía española?

Son diversos los elementos que juegan en esas diferencias en el coste de la deuda, y que provocan un alza en los valores de las grandes empresas en la Bolsa. Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, señala que el llamado sorpasso con Italia se ha producido en un clima de cierta euforia en los mercados, animados por el posible acuerdo que aleje la intervención militar en Siria por parte de los países occidentales.

Y, en el caso de España, influye, según Pingarrón, la situación política en Italia, que, paradójicamente, en los momentos más complicados para el Gobierno español, con el caso Bárcenas, no influyeron en la prima de riesgo española.

El factor de la inestabilidad política

A finales del verano de 2011, antes de que Berlusconi abandonase el Gobierno italiano, obligado por la presión de Alemania, como recuerda Pingarrón, y por la Comisión Europea, la prima de riesgo de España ya fue menor que la italiana. Pero las dos estaban en una situación de peligro, con primas de riesgo superiores a los 400 puntos, y rentabilidades de los bonos a diez años por encima del 6,3%.

La italiana siguió subiendo, y llegó a estar 100 puntos por encima de la española. Sólo bajo con el mandato de Mario Monti, para subir, de nuevo, cuando los mercados se vieron contrariados con el nuevo Gobierno italiano y la coalición entre el centro izquierda y un centro derecha que encabezó, de nuevo, Berlusconi.

Ahora, esa inestabilidad en Italia se acrecienta, a diferencia de España, donde, a pesar de los escándalos de corrupción, el Gobierno español dispone de una cómoda mayoría absoluta. Berlusconi amenaza con hacer caer al Gobierno, si es apartado del Senado.

La garantía de Rajoy, su mayoría

Por tanto, según Pingarrón, “es discutible ponderar la mayor corrección de los desequilibrios económicos de España por encima de los de Italia, o si resulta un problema mayor tener una deuda pública del 130%, o tener un déficit público del 7% y el desempleo en el 27%, pero parece evidente que la tendencia actual entre las dos deudas responde principalmente a un empeoramiento de la italiana, y no tanto a una mejora de la española, porque la rentabilidad del bono español a 10 años aún está 50 puntos por encima de los mínimos anuales de mayo, en el 4%”.

Lo que ocurre es que el Gobierno español necesita ofrecer cuanto antes algunos datos que demuestren, realmente, una mejora de la economía española. Y existe, pero de forma todavía incipiente.

El valor, por ahora, de España, para los mercados, es que Rajoy dispone de una mayoría absoluta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad