'Birdman' triunfa en los Oscar

stop

'BOYHOOD', LA GRAN DERROTADA

El director González Iñárritu, el gran ganador de los Oscar

en Barcelona, 23 de febrero de 2015 (09:01 CET)

El película del año para Hollywood es Birdman, de Alejandro González Iñárritu. La academia estadounidense reconoce el trabajo de un cineasta mexicano tras premiar en la edición anterior Gravity de Alfonso Cuarón. En esta ocasión, por la cinta rodada en un falso plano secuencia en el que narra la decadencia de un actor, precisamente, de Hollywood. 

González Iñárritu se ha llevado los dos premios gordos de la noche para casa: mejor director y mejor película. También ha recibido un galardón Emmanuel Lubezki, el director de fotografía de la película, y ha sido reconocido el equipo que encajó la historia de Riggan, el actor que encarna Michael Keaton, en Brodway (Nueva York). Bridman también ha recibido el premio al mejor escenario original. 

Gran Hotel Budapest de Wes Anderson también se ha llevado cuatro estatuillas, aunque todas en categorías técnicas. La academia le ha entregado los Oscar a mejor vestuario, maquillaje, dirección artística y banda sonora original, la que firma Alexandre Desplat. 

Boyhood, la gran derrotada de la noche 

La gran derrotada de la noche ha sido la otra gran favorita en todas las apuestas: Boyhood. Los reconocimientos que había recogido hasta la fecha la película experimental de Richard Linklater pronosticaban que triunfara en la 87 edición de los premios de Hollywood. Al final, sólo se ha llevado un Oscar su protagonista secundaria, Patricia Arquette. 

La interpretación de un profesor sin límites de J. K. Simmons en Whiplash le ha valido el Oscar al mejor actor secundario. La película independiente de Damien Chazelle, la gran sorpresa del año, también ha conseguido el premio al mejor montaje y montaje sonoro. 

Premios a personajes enfermos 

Hollywood ha cumplido con el cliché de que interpretar a un personaje enfermo allana el camino a las preciadas estatuillas doradas. Esta edición se han alzado con los Oscar a mejores actores Eddie Redmayne, un debutante que se pone en la piel de Stephen Hawking en La teoría del todo, y Julianne Moore por encarnar a una enferma de Alzheimer en Siempre Alice

La comedia negra de Damián Szifron Relatos salvajes no se ha alzado con el premio a mejor película de habla no inglesa, que finalmente se lo ha llevado la polonesa Ida.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad