Bruselas no se fía de Rajoy y pide más medidas estructurales

stop

CONTROL EUROPEO

Mariano Rajoy junto a Jean Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea

Barcelona, 13 de mayo de 2015 (15:02 CET)

Esto no se ha acabado. El Gobierno español ha aplicado las diferentes medidas que le exigía la Comisión Europea para reequilibrar las cuentas públicas, pero el objetivo de déficit, del 3%, para 2016, no está asegurado. Por ello, Bruselas vuelve a la carga y ha pedido al Ejecutivo de Mariano Rajoy que adopte las "medidas estructurales necesarias".

Se trata de un eufemismo para reclamar un mayor control del gasto público. Lo que se pide, en concreto, es que se refuerce la transparencia de las cuentas regionales, que tienen a su cargo los gastos en Sanidad y Educación. El objetivo es que las comunidades autónomas gestionen mejor sus recursos, pero también de que el Gobierno las financie correctamente. Por ello, Bruselas se refiere a la transparencia de esas cuentas.

Salarios y productividad

También se pide que los salarios se vinculen a la productividad, aunque teniendo en cuenta las diferencias entre regiones, sectores y empresas. Las peticiones se engloban en las recomendaciones que la Comisión Europea ha enviado al Gobierno español, y que se dividen en cuatro áreas: situación fiscal; sector financiero; mercado laboral y entorno regulatorio.

Todas esas recomendaciones se analizarán y se aprobarán en el Ecofin, --cumbre de ministros de economía y finanzas europeos-- y por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en una cumbre a finales de junio.

El dinero extra, para reducir deuda

Una de las ideas que defiende Bruselas es que el Gobierno aproveche los ingresos inesperados, o el aumento que ya está experimentando, para reducir el déficit y la deuda. Eso casa mal con la decisión del Ejecutivo de reducir impuestos en dos tramos, el ya efectuado, y un nuevo descenso que se aplicará en 2016.

En el capítulo de la transparencia se sitúa la exigencia de "mejorar la eficacia en materia de costes del sector sanitario y racionalizar el gasto farmacéutico hospitalario".

Más movilidad regional

La cuestión del paro, y, en concreto, del paro juvenil, es una reiterada exigencia. Se debe "tomar medidas para aumentar la calidad y la eficacia de la asistencia y el asesoramiento para la búsqueda de empleo, en particular para hacer frente al paro juvenil" y "optimizar los sistemas de renta mínima y apoyo familiar", así como "impulsar la movilidad regional".

También se incluye que se finalice la reforma de las cajas de ahorro, y "completar la reestructuración y privatización de las cajas de ahorro de propiedad pública".

Un serio toque de atención, por tanto, al Gobierno por parte de Bruselas, a pesar de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha dado por concluida la crisis económica y desea ofrecer un discurso optimista sobre la economía española para los próximos años. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad