Bruselas nombra a Gay de Montellà y Terciado 'embajadores' para combatir la morosidad

stop

CONTROL

El vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani./EFE

28 de febrero de 2013 (22:08 CET)

La morosidad de las administraciones y las empresas representan un “escándalo”, que repercute directamente en la economía de los países de la Unión Europea. No fomentan el necesario crecimiento y actúan como una losa que se debe combatir. Con es ímpetu reclamó este jueves el italiano Antonio Tajani, vicepresidente de la Comisión Europea, que se aplique con contundencia la nueva directiva europea, que pretende acabar con ese fenómeno que se ha convertido en una práctica habitual en toda Europa.

Tajani se reunió este jueves con el tejido empresarial en Foment, junto a los responsables de la CEOE. Con todos ellos debatió las fórmulas para reducir la morosidad y buscar pautas con las que evaluar cómo se va aplicando esa directiva europea. Todos los países de la Unión Europea deben aplicar ya esa normativa, tras una trasposición en cada país, antes del 16 de marzo. El Gobierno español ya la aprobó el pasado viernes.

Vigilar y controlar al Gobierno

El también comisario europeo de Industria ha llegado más lejos. Consciente de que los gobiernos de cada país ofrecen periódicamente unos datos fríos, difíciles de constrastar desde Bruselas, Tajani aprovechó el encuentro en Foment para nombrar a dos representantes empresariales como sus 'embajadores'. Serán Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment, y Jesús Terciado, presidente de Cepyme.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, agradeció a Tajani esa elección para que los dos representantes patronales “vigilen” el cumplimiento de la directiva. Rosell fue más lejos, y, aunque admitió que sus palabras podrían molestar a alguien –lo hace a menudo últimamente-- calificó a Tajani del “mejor representante” de España en la Comisión Europea.

Economía real

Tajani, sin embargo, exhibió una fe inusitada en las directivas, mostrando esa faceta tan característica de los gobiernos de la Comisión Europa. “Existe una directiva, que apuesta por la economía real, por el crecimiento económico, y se aplica en toda la Unión Europea”. De acuerdo, la normativa existe, y todos las administraciones deberán pagar por los bienes y servicios que contraten en un plazo de treinta días y las empresas en un plazo de sesenta. En el ámbito sanitario el plazo también se fija en sesenta días, y en algunas contrataciones públicas. Tajani insistió en su intervención en Foment: “habrá tolerancia cero”. Pero, ¿cómo se obliga a las administraciones a ello, ahogadas por el control del déficit que marca, precisamente, Bruselas?

Un empresario, en el coloquio que se produjo en Foment con empresarios, mostró su escepticismo respecto a que la normativa pueda beneficiar a las pequeñas empresas, las más afectadas. Pero Tajani insistió en que la norma será de obligado cumplimiento para todos.

Sanciones de hasta el 8%

Hasta ahora, la morosidad de las administraciones españolas es de 160 días de media, pero en Italia es de 180 días. Para Tajani, dirigente del partido de Silvio Berlusconi, Pueblo de la Libertad, esos datos “no pueden contribuir al crecimiento y a la creación de empleo”. Pero, ¿qué medidas se tomarán para combatirlos?

Las administraciones que superen los plazos de pago que marca la directiva europea pagarán un 8% adicional, en concepto de intereses de demora. Gay de Montellà y Terciado tendrán la responsabilidad de vigilar cómo se aplica, qué problemas van surgiendo y qué medidas se pueden añadir para hacer efectiva la directiva. Deberán realizar un informe anual, que supervisará el propio Tajani.

Pero, ¿puede aplicar otras medidas la Comisión Europea, que no se limiten a ser coercitivas? Tajani aceptó que el control del déficit, las políticas de austeridad, no sirven sino se acompañan de un paquete de políticas que favorezcan el crecimiento. Pero Tajani no quiso entrar en el papel que podría jugar Alemania, ni en si la cancillera Merkel está esperando las elecciones en su país para actuar con más energía.

Tajani rechaza que exista un ascenso de los populismos


Tajani se refirió a su país. Y quiso combatir la idea de que los populismos se han acentuado en Italia. De hecho, el comisario europeo ha rechazado en anteriores ocasiones que Berlusconi sea un populista. “Lo que no podemos hacer es arrinconar a todos y decir que son populistas”, aseguró, en referencia al Movimiento Cinco Estrellas, de Beppe Grillo. “No comparto sus propuestas, pero comprendo el ascenso de ese movimiento”, aseguró. Pero no fue más allá sobre la posible formación de un gobierno en Italia.

La independencia de Catalunya

Horas antes ya se había pronunciado sobre el movimiento soberanista en Catalunya. Tajani, que habla perfectamente castellano, aseguró en una entrevista en TV3 que si Catalunya se independizara quedaría fuera de la Unión Europea, y su nueva incorporación “exigiría el voto afirmativo de todos los países de la UE, incluido el de España”. “Ese es el problema”, sentenció Tajani.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad