Bustos se protege contra Unnim

stop

El alcalde de Sabadell pide responsabilidades por la gestión de la caja catalana para evitar el desgaste político de la disolución de Caixa Sabadell

Sede de Unnim en Sabadell

25 de abril de 2012 (21:11 CET)

La reestructuración financiera hace temblar hasta a los alcaldes más consolidados. El primer edil de la ciudad barcelonesa de Sabadell, Manuel Bustos (PSC), ha exigido responsabilidades a los antiguos gestores de Unnim por haber conducido hasta la intervención a la caja catalana. El proceso ha concluido en la venta al BBVA de Francisco González y, por lo tanto, en la disolución de cualquier apego territorial.

Sin embargo, fuentes financieras contextualizan esta reacción en la oportunidad política. Bustos ha ido incorporando en su particular lista negra una serie de reivindicaciones vecinales desencadenadas desde que Caixa Sabadell se unió a Terrassa y Manlleu para crear Unnim.

Agravios

Desde la intervención total del Estado en octubre de 2011 a través del Frob, la relación de Unnim con la ciudad catalana se ha ido enfriando según sus vecinos y el alcalde ha decidido alinearse con los los sabadallenses para que la nueva situación de la caja no se gire en su contra. El PSC atraviesa su particular desierto con dos soles abrasando el camino: las dudas sobre la nueva dirección y la fuga de votantes, que no cesa a pesar de los recortes de Artur Mas. Este escenario ha puesto en guardia a los pocos alcaldes socialistas que quedan en Catalunya.

El número de embargos por los impagos de las hipotecas ha crecido, los afectados por las preferentes son numerosos, la obra social se ha diluido y el acceso al crédito del propio consistorio se ha bloqueado. Bustos considera que estas reivindicaciones pueden perjudicarle si no señala directamente a los responsables. Además, el primer edil no puede sacar pecho con el supuesto liderazgo de Sabadell en el nuevo banco. Este cocktail está detrás, según las fuentes consultadas, de la reclamación contra los antiguos gestores de Unnim, que Bustos elude nombrar y sobre los que ni siquiera aclara a qué época corresponden: si a la anterior al Frob o a la actual.

Desapego

El alcalde de Sabadell apoyó con un comunicado público la creación de Unnim, pero su desapego creció al mismo ritmo que lo hacían las exigencias de capital impulsadas por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Los nuevos requerimientos acabaron arrastrando a la entidad comarcal hasta la tutela del fondo de rescate del Banco de España, que además nombró al presidente de la patronal vallesena Cecot, con sede en la ciudad rival de Terrassa, como consejero con mayor visibilidad en el nuevo órgano de gobierno de Unnim.

La caja catalana ha reaccionado asegurando que sigue siendo muy activa en Sabadell, aunque admite que a la opinión pública sólo trascienden los casos más problemáticos de su gestión, y no las derivas que consiguen solucionar.

En julio el director territorial del BBVA en Catalunya, Xavier Queralt, tomará las riendas de Unnim. Se sabe poco sobre la gestión que aplicará y por lo tanto cómo se vehiculará la obra social o cómo se ayudará a las familias en problemas por las hipotecas. De momento hay anunciado un plan para cerrar oficinas y despedir a 1.200 profesionales. Pronto, por lo tanto, Bustos podría tener un ítem más en la lista de agravios contra Sabadell de Unnim.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad