Carles Puigdemont en la presentación del "consejo para la república" en Bruselas, el 8 de diciembre de 2018. Foto: EFE/SL
stop

El "consejo para la república" de Puigdemont fija entre sus primeros ejes de acción la recogida de un millón de firmas para expulsar a España de la UE

Alessandro Solís

Economía Digital

Carles Puigdemont en la presentación del "consejo para la república" en Bruselas, el 8 de diciembre de 2018. Foto: EFE/SL

Barcelona, 08 de diciembre de 2018 (14:01 CET)

El "consejo para la república" de Carles Puigdemont trabajará alrededor de cinco ejes de acción: la constitución catalana, la internacionalización del conflicto catalán, la difusión del mensaje independentista, el ámbito jurídico y el legislativo, que pasa por conseguir la expulsión de España de la Unión Europea (UE), según el exconseller Toni Comín.

Puigdemont y Comín celebraron este sábado la segunda presentación de su organismo internacional para impulsar la independencia de Cataluña, con un acto en el Teatro Nacional Flamenco de Bruselas al que asistió medio gobierno de Quim Torra, con el propio president a la cabeza.

La primera iniciativa que emprenderá el consejo de Puigdemont en Bélgica será la recogida de un millón de firmas para impulsar un proyecto ciudadano que reclame la activación del artículo 7 del tratado de la UE, que regula la expulsión de un estado miembro del club europeo si se aprecia "la existencia de una violación grave y persistente".

El plan de Puigdemont para sacar a España de la UE

El artículo 7 del Tratado de Lisboa al que se refieren los líderes huidos catalanes que dan forma al consejo estuvo en boca de los líderes europeos en septiembre, cuando el Parlamento instó al Consejo de la UE aplicarlo a Hungría, poniendo como castigo la pérdida del derecho de voto a ese Estado.

Para ello, el Consejo necesita una "mayoría de cuatro quintos de sus miembros" para "constatar la existencia de un riesgo claro de violación grave por parte de un Estado miembro". También se requiere que los 28 miembros constaten por unanimidad la violación "grave y persistente" de los valores fundamentales de la UE.

Puigdemont cree que este artículo hará posible la expulsión de España de la UE y que, a su vez, se despejaría el camino para que Cataluña sea reconocido como Estado independiente. El artículo abre el paso a la suspensión de los derechos de un estado, pero para impulsarlo como iniciativa ciudadana hace falta un millón de formas de residentes de siete países miembros.

Si el "consejo para la república" consigue el millón de firmas, todavía faltará que la Comisión Europea (CE) decida tomar o no acción respecto a la solicitud. El organismo de Puigdemont tiene apenas 40.000 inscritos, por lo que sobra decir que le hacen falta cientos de miles de apoyos para siquiera llegar al escenario en el que la CE tenga que tomar una decisión.

El "consejo para la república" quiere un millón de inscritos

Puigdemont y Comín presentaron este sábado el funcionamiento del "consejo para la república", que primero fue esbozado en el Palau de la Generalitat el 30 de octubre. Comín recordó que él y el ex president pilotarán la entidad de caracter privado en este momento "fundacional".

Los inscritos podrán participar después en una elección de una asamblea de representantes de 150 miembros que escogerá al presidente del consejo, que a su vez elegirá a los miembros del organismo. Puigdemont y Comín esperarán a tener un millón de inscritos para la votación, o en su defecto que transcurran entre 6 y 12 meses.

Comín defendió que el papel de la entidad no debe ser el "simbolismo" ni la "representación", sino la "acción". Parecía una respuesta a la CUP, que el sábado envió un comunicado diciendo que "no quiere contribuir a avalar iniciativas que parten desde una lógica simbólica y que no tienen como objetivo central la ruptura democrática con el Estado español".

Puigdemont intentó seducir a la CUP y el ala más radical del separatismo con frases como "el Estado no tiene alternativa a la independencia". Pero se mostró más ansioso por el abandono al consejo, que no tiene tantos inscritos como él quisiera, y dijo: "Apuntarse al consejo es más fácil y efectivo que cualquier otra acción".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad