Quim Torra y Carles Puigdemont en una de sus reuniones

Puigdemont arrastra a Bélgica a medio gobierno de Quim Torra

stop

El líder huido organiza una nueva presentación del "consejo para la república" en un teatro de Bruselas junto a cinco consejero de la Generalitat

Barcelona, 08 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

Los desplazamientos internacionales del presidente de la Generalitat obligan por norma a designar a un consejero como presidente suplente. Debe haber en todo momento un president en funciones sobre territorio catalán cuando el titular está de viaje y Quim Torra se encuentra hoy, sábado, en Bruselas (Bélgica), puesto que ha sido citado por Carles Puigdemont.

En ausencia de Torra, el president en funciones debería ser, por orden de prelación protocolaria, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Pero Aragonès también está en Bruselas. De hecho, medio gobierno de Torra se halla en Bélgica. Allí están el consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró; el de Educación, Josep Bargalló; el de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet; y la de Cultura, Laura Borràs. Es decir, 5 de los 13 consejero de la Generalitat y el propio presidente.

Tantos miembros del gobierno catalán hay en Bruselas que el presidente en funciones es hoy, sábado, el consejero de Interior, Miquel Buch, inmerso en una purga interna entre los mandos de la división antidisturbios de los mossos por unas cargas que no han gustado a los mandamases del independentismo.

Cabe preguntarse qué justifica el desplazamiento a Bélgica de medio gobierno de la Generalitat. Y la respuesta es que todos ellos han acudido a la llamada de Puigdemont, que esta mañana de sábado presenta —otra vez— el llamado "consejo para la república" en el Teatro Nacional Flamenco de Bruselas.

Puigdemont vuelve al ataque

Puigdemont prepara un nuevo ataque contra la democracia española con el 40 aniversario de la Constitución todavía caliente. Los independentistas se esfuerzan tanto como pueden en desprestigiar el texto constitucional español y lo hacen con particular ahínco en los países del entorno europeo.

Diputados de formaciones soberanistas y representantes de las entidades independentistas también están en Bélgica para intentar dar brillo al "consejo para la república" pese al fracaso de sus objetivos iniciales. Puigdemont pretendía activar este organismo parainstitucional y llegar a 1 millón de inscritos, pero a duras penas ha conseguido 40.000.

En realidad, el artefacto se ha convertido en un instrumento —otro más— de recaudación para Puigdemont. El líder huido ya cuenta con tres vías de ingresos: su nuevo partido (Crida Nacional per la República), su plataforma defensaexili.org y el mencionado consejo para la república.

En un principio, Puigdemont dará nuevos detalles de su invento político. Su intención es que tenga 100 miembros (25 procedentes del Parlament de Cataluña, 25 del ámbito municipal, 25 de las entidades sociales y el 25 "ciudadanos de todo el mundo).

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad