Recreación del proyecto Distrito Castellana Norte (DCN), en Madrid

Carmena propone al BBVA una 'operación Chamartín' en miniatura

stop

El Ayuntamiento pretende encabezar un consorcio público y reducir la edificabilidad a la mitad

Madrid, 10 de mayo de 2016 (08:55 CET)

Ya se conoce la alternativa del Ayuntamiento de Madrid a la operación Chamartín. Las conclusiones de las mesas asamblearias llevadas a cabo en los últimos cuatro meses se han plasmado en un documento que hoy va a presentar la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

La alternativa mantiene el coeficiente de edificabilidad, pero saca del cómputo los viarios y la trama del ferrocarril. De esta forma, el aprovechamiento lucrativo se reduce casi a la mitad. En lugar de 3,26 millones de metros cuadrados, según el plan propuesto por Distrito Castellana Norte –la sociedad controlada al 75% por el BBVA y en la que participa el grupo San José con el 25% restante–, quedarían poco más de 1,7 millones de metros.

Apenas 10.000 viviendas y sin rascacielos

Las consecuencias están claras. Con este recorte, de mantenerse el reparto de usos, todo se reduciría a la mitad. En vez de 18.000 viviendas, apenas 10.000. Y adiós a los rascacielos –incluido el proyectado como el más alto de Europa–, al quedar en apenas 500.000 metros cuadrados la edificabilidad para oficinas. De igual modo, los 330.000 metros para hoteles y comercios se reducirían  unos 160.000 euros.

Además del recorte, el Ayuntamiento plantea una doble gestión. Que el consistorio, al frente de un consorcio urbanístico, dirija la actuaciones al sur de la M-30, y que sea la iniciaitiva privada la que aborde los desarrollos al norte de la autovía de circunvalación.

Cambio de gestión

Con este cambio en la gestión, el Ayuntamiento pone el foco en la reforma inmediata de la estación de Chamartín y la constitución de un consorcio con el Ministerio de Fomento, de cara a remodelar también los 'cuellos de botella' que forman el nudo norte y el de Fuencarral. Quedaría pues el desarrollo norte en manos de la iniciativa privada.

En la operación Chamartín, Renfe y Adif poseen 1.963.515 metros, aunque han firmado un contrato para vender 1.919.017 a BBVA y San José una vez se apruebe el plan. El Ayuntamiento tiene 319.418 metros cuadrados, Fomento casi 150.000, el Canal de Isabel II en torno a 120.000 y algo más de 50.000 metros en manos de la Comunidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad