Carmena quiere implantar el 'carné de mantero' creado por Colau

stop

El ayuntamiento de Madrid propone un paquete de medidas sociales para acabar con la venta ambulante, al mismo tiempo que endurece la presión policial

Un grupo de manteros frente a la estación de Atocha, en Madrid, en una imagen de archivo. EFE/Pepa Díaz.

Madrid, 08 de septiembre de 2016 (12:28 CET)

Al igual que en Barcelona, la venta ambulante es un fenómeno común en Madrid. En las últimas semanas el ayuntamiento de Manuela Carmena ha anunciado diversas medidas para afrontar esta problemática, muchas de ellas similares a las propuestas por Ada Colau en la ciudad catalana. Entre éstas figura la posibilidad de crear un carné de ciudadanía madrileña, específicamente pensado para los manteros, la mayoría de ellos en situación irregular en España.

Tal y como explicó Economía Digital, en mayo pasado el consistorio barcelonés aprobó la creación de un documento casi idéntico, una especie de acreditación para vendedores ambulantes pensada para "para mejorar el circuito de empadronamiento" de la ciudad. Con los votos de la CUP, el equipo de Colau aprobó destinar para ello 700.000 euros de los presupuestos municipales.

A diferencia del caso barcelonés, el plan de Carmena todavía ha de ser concretado y aprobado. Junto al carné de ciudadanía madrileña también se estudia ampliar y reforzar la Oficina de Atención a la Población Migrante y ofrecer alternativas socio-laborales a los manteros.

Plan de choque policial

Estas ideas fueron expuestas este lunes por el equipo de Carmena pocos días después de que se anunciase un plan policial específico contra la venta ambulante. Esta iniciativa, enfocada en el distrito Centro de la capital y que incluye el aumento de policías de paisano en las calles, fue criticada por algunos miembros de Ahora Madrid, la coalición de gobierno en la ciudad.

Críticas de la oposición

Frente a las críticas por parte de la oposición política, Manuela Carmena salió ayer a la palestra para aclarar que el plan de choque policial contra la venta ilegal callejera "sigue en vigor" y que, de hecho, ya se está desarrollando. "Se van a llevar a cabo los dos planes", aseguró, en referencia al paquete de medidas sociales propuesto por su equipo.

Para Carmena, "es necesario" combinar ambos tipos de medidas para conseguir que los manteros "puedan salir del círculo mafioso de la ilegalidad". 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad