Los manteros de Barcelona planean una cooperativa

stop

El sindicato de vendedores del 'top manta' ve con buenos ojos la propuesta de la alcaldesa Ada Colau para dedicarse a la recogida legal de chatarra

Manteros en el momento de recobrar su libertad

Barcelona, 16 de agosto de 2016 (01:00 CET)

Renovarse o morir. Los manteros de Barcelona buscan cómo regularizar su situación, para disponer de espacios de venta estables sin que se vean acosados por la presión policial.  

El Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, más conocido por "sindicato mantero", se plantea constituir una cooperativa, con el beneplácito del Ayuntamiento de Barcelona, para regularizar su actividad comercial, que incluiría darse de alta en la Seguridad Social y pagar los correspondientes impuestos.  

Aziz Faye, uno de los portavoces del sindicato, indica que estudian "muchas posibilidades", entre las cuales destaca la constitución de una cooperativa de vendedores ambulantes y la posibilidad de disponer de espacios estables para su actividad.  

Aziz Faye precisa que este espacio puede ser desde un local a un mercadillo semanal itinerante, en el que cada día de la semana estarían en un lugar distinto.  

La solución al 'top manta' no será policial, dice la alcaldesa Colau  

En realidad, fue el mismo Ayuntamiento de Barcelona que les propuso soluciones cooperativistas. Hace un año, la alcaldesa Ada Colau anunció que la solución al 'top manta' "no será policial" y que se deberán aplicar medidas sociales. En este sentido, Colau planteó que los actuales vendedores se puedan acoger a proyectos laborales alternativos y legales como la recogida de chatarra.  

Sobre la propuesta de la alcaldesa de Barcelona, Aziz Faye no descarta ninguna alternativa y ve con buenos ojos que se puedan dedicar a la chatarra.  

Faye subraya que el 90% de los actuales vendedores tenía un oficio en su país de origen, pero que aquí no pueden ejercerlo y no han encontrado otra salida que la venta ambulante.  

Los manteros indican que la Guardia Urbana les sigue presionando

Los manteros siguen quejándose de la presión policial, no sólo de la Guardia Urbana sino también de los Mossos d'Esquadra. Aziz Fayé lo corrobora: "la presión no ha bajado". 

Un mantero continúa preso en la cárcel Modelo de Barcelona desde el 21 de mayo por una supuesta agresión a un agente y otro está ingresado en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE). La semana pasada, una jueza dejó en libertad cuatro manteros después de pasar diez días entre rejas acusados de un presunto delito de "organización criminal" relacionado con la venta ambulante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad