China acaba con la política de hijo único

stop

El Partido Comunista permitirá a todas las parejas tener dos hijos y termina así con una polémica medida tomada hace 36 años para frenar la superpoblación del país

Economía Digital

En la imagen, Jin Yanxi, que nació en 2014, posa para una fotografía en Shanghái (China) el 4 de septiembre de 2014 / Reuters
En la imagen, Jin Yanxi, que nació en 2014, posa para una fotografía en Shanghái (China) el 4 de septiembre de 2014 / Reuters

29 de octubre de 2015 (12:04 CET)

China  acaba con la política de hijo único, que no permitía a las parejas tener más de un hijo. El Partido Comunista ha decidido que permitirá a todas las parejas tener dos hijos, según informa la agencia china Xinhua.

El gigante asiático termina así con una polémica medida que instauró en 1979 para frenar la sobrepoblación. Según los expertos, la política de hijo único ha impedido el nacimiento de 400 millones de niños en los últimos 36 años.

Con la expansión de los últimos años, dicha política estaba envejeciendo su población y amenazaba con frenar su crecimiento económico, algo que ya está pasando. 

De hecho, según los cálculos de The Economist, el gigante asiático verá reducirse un 20% su población activa antes de 2050, previsión que podría cambiar con el cambio de política de natalidad del país.

Dudas sobre el crecimiento

Últimamente, han surgido dudas sobre que China pueda mantener el elevado crecimiento de los últimos años. El crecimiento del país asiático en el pasado trimestre fue del 6,9%, el más bajo en dos décadas.

El catedrático de Economía George Hodgson, de la Hertforshire Business School, prevé que "China experimentará un cambio demográfico adverso en los próximos años" que hará que en los próximos años los adultos en edad de trabajar deberán sostener a un gran número de ancianos y niños. "El incremento será dramático", asegura el profesor de Hertfordshire, como explica Quim Aranda.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad