Cincuenta sombras de Grey es lo peor del año según los 'anti-oscar'

stop

En los premios Razzie, la cinta erótica se llevó cinco premios. Tampoco le fue tan bien a Los cuatro fantásticos, con tres distinciones

Los protagonistas de 'Cincuenta sombras de Grey', ante The Heathman. UNIVERSAL

Barcelona, 28 de febrero de 2016 (11:19 CET)

Claro que todo el mundo amante del cine (y del que no, también) está pendiente de la ceremonia de los Oscar de esta noche, pero tampoco se puede negar el efecto magnético que tiene el premio anti-oscar, los Razzie, que distinguen (es un decir) a las peores películas del año. Y las quinielas se han quedado cortas para el supuesto triunfo de Cincuenta sombras de Grey, que se llevó casi todos los premios principales: peor película, peor actor (Jamie Dornan), peor actriz (Dakota Johnson), peor guión y, lógicamente, peor pareja en escena.

La cinta, pese a que fue destrozada por la crítica, recaudó cerca de 457 millones de euros en todo el mundo. Se trata de la adaptación al cine de la novela erótica de la británica E.L.James, donde al ejecutivo millonario Christian Grey se le ocurren toda clase de juegos y manipulaciones sadomaquistas a su pareja, la universitaria Anastasia Steele


Pero a diferencia de los Oscar, cuando los jueces están indecisos otorgan premios salomónicamente, y por ello la otra peor película del año ha sido Los cuatro fantásticos, una olvidable vuelta de tuerca de estos superhéroes de Marvel. Y claro, también se llevó la fresa dorada a la peor secuela. Y su director no se quedó atrás: Josh Trank ganó el premio a la peor dirección, junto con Alan Smithee. En realidad, este es un seudónimo usado en la industria del cine cuando una persona no quiere ni aparecer en los créditos de la película.

 


Quién no sabe bien dónde ubicarse es Eddie Redmaye: ha ganado el Oscar el año pasado por interpretar a Stephen Hawking en La teoría del todo, y este año puede repetir con La chica Danesa, pero en los Razzie lo esperaban con el premio al peor actor de reparto por Júpiter Ascending. Y Kaley Cuoco, de The Big Bang Theory, hizo doblete y se llevó a dos premios como peor actriz de reparto: uno por The Wedding Datey otro por Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas.

Esta vez, no le ha tocado ninguna nominación a Sylvester Stallone, que como Adam Sandler, es un clásico en estos premios que premian a las películas más lamentables. Mejor dicho: a Stallone le han dado un premio, pero como artista redimido, por su meritorio papel en Creed, que quizás, le acerque el primer Oscar como intérprete de su carrera.

En sus 36 ediciones, muy pocos ganadores han tenido el coraje y buen sentido del humor en animarse a recoger su premio. El galardón, lejos de la solemne estatuilla del Oscar, es una sencilla mora de color dorado encima de una lata del mismo color.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad