CiU explota y acusa a ERC de ejercer de portavoz de Fernández Díaz

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Oleguer Pujol Ferrusola, en la comisión de investigación en el Parlament

Barcelona, 09 de marzo de 2015 (18:53 CET)

La tensión se ha ido acumulando. Son varias sesiones en las que la familia de Jordi Pujol se ha visto obligada a dar cuentas en la comisión de investigación sobre el fraude fiscal en el Parlament. Y la diputada de Convergència, Merixell Borràs, ha acabado irritando a Esquerra, al acusar a los republicanos de ejercer de "portavoces de la Fiscalía y del ministro Fernández Díaz", en alusión al titular de Interior.

 La gota que ha colmado el vaso para Convergència es la intervención del diputado de ERC, Oriol Amorós, con sus preguntas sobre la herencia recibida al hijo de Jordi Pujol, Oleguer Pujol Ferrusola.

Amorós, visiblemente irritado, aunque siempre en su tono comedido que le caracteriza, le ha contestado: "ERC no ejerce de portavoz de nadie más que de sí misma, y la pregunta es saber qué ha hecho usted o su grupo por esclarecer el caso"

El reproche de ERC a la preparación de la comisión por parte de CiU

Borràs ha insistido, como recuerda cada semana –la comisión de investigación se celebra cada lunes-- que los diputados de la oposición la han convertido en un "juicio político", y que entiende que se debería "cuestionar la bondad y el uso de la comisión".

La bronca ha seguido, lo que indica que las relaciones entre CiU y ERC se han deteriorado mucho con la puesta en marcha de la comisión de investigación sobre el fraude fiscal, centrada en el caso de Jordi Pujol.

El diputado de Esquerra ha incidido en que Borràs "no se ha preparado nada, ni siquiera ha consultado la documentación para contribuir al esclarecimiento de lo que ha ocurrido alrededor de los Pujol".

 



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad