Ciudadanos defiende una ayuda salarial garantizada

stop

PROGRAMA ECONÓMICO

El economista Luis Garicano, con la fotografía de Rivera al fondo, en Madrid

Barcelona, 17 de febrero de 2015 (19:58 CET)

Colas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Y lleno a rebosar en el auditorio. Ciudadanos, el partido que Albert Rivera ha ensanchado en toda España con la inclusión de numerosos partidos nacionales y locales, ha lanzado su propuesta económica. Y Rivera ha decidido vestir el partido con un ropaje económico que combina medidas de carácter liberal, con un paquete anticrisis que pretende ayudar a los sectores más castigados.

Con la mirada puesta en Podemos, con la idea de una renta básica para todos, que después se ha ido diluyendo, pero con el ánimo de que el partido que gobierne en España debe atender los desajustes del mercado laboral, Garicano, junto con Manuel Conthe, el otro economista que colabora con Ciudadanos, ex presidente de la CNMV entre 2004-2007, propone un "complemento salarial anual garantizado".

Se trata de que se puedan complementar "los ingresos laborales de los hogares y del que se beneficiarán aquellos trabajadores con salarios más bajos y empleos más precarios". Es un programa, como ha recordado Garicano, que existe en los países anglosajones como Estados Unidos, donde se conoce como Earned Income Tax Credit, o en el Reino Unido. La idea es que recibirían esta ayuda unos cinco millones de hogares.

Paliar el empleo precario por un exceso de temporalidad

El objetivo es paliar el trabajo precario. Y el coste que tendría para el Estado, "en el peor de los casos, sería del 1% del PIB", que se compensaría con menos prestaciones de paro, junto a otras medidas.

Lo que se pretende es que "además de ofrecer un instrumento de protección social frente al trabajo precario, el complemento sirva de incentivo a la actividad laboral, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, y también de apoyo a las decisiones de emancipación y de planificación familiar".

El complemento, que irá variando, --creciendo y decreciendo en función del salario--, surge porque, según el equipo de economistas que colabora con Ciudadanos, los empresarios han abusado de los contratos temporales, para cosas que "no lo necesitaban", y se ha provocado una "rotación laboral", lo que impide por la naturaleza de esos trabajos, que "un número muy elevado de personas alcancen el salario mínimo anual".

Segunda oportunidad para las personas, como las empresas

La otra gran medida para paliar la crisis es el impulso de una ley de "segunda oportunidad" que se basa en la experiencia del mundo empresarial, y en la Ley Concursal de 2003, que permite a las empresas endeudadas alcanzar acuerdos extrajudiciales con sus acreedores para reducir sus deudas y evitar la liquidación. En numerosas ocasiones el actual presidente del Círculo de Economía, el economista Antón Costas, ha propuesto una idea similar.

Con ello, según Garicano y Conthe, las familias hipotecadas tendrían la posibilidad de negociar con los bancos. En el programa de Ciudadanos se detalla la medida, que pasaría por obligar al banco acreedor a aceptar en pago el inmueble hipotecado a un precio igual al 100% del valor del mercado que tenga en ese momento, "previa tasación por un profesional independiente designado por el Registrador de la Propiedad".

Cheques a los trabajadores para que paguen su formación

La otra gran medida, y ésta tiene un componente claramente liberal, aunque Ciudadanos pretende cambiar esa etiquetas previas, hace referencia a la formación de los trabajadores de larga duración. Garicano y Conthe proponen la introducción de cheques de formación para todos los parados de larga duración –más de un año-- que se puedan usar para pagar cursos.

Es decir, Ciudadanos le da la vuelta al sistema, porque ese dinero, hasta ahora, estaba en manos de sindicatos y empresarios, con fondos de formación "que han sido una inagotable fuente de corrupción".   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad