El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la firma de un acuerdo de investidura y legislatura alcanzado entre los dos partidos en febrero de 2016

Ciudadanos sostiene el veto al PSOE pese a los intentos de Ábalos

stop

Ábalos dio preferencia al pacto del PSOE con Ciudadanos sobre el pacto con los independentistas, pero Ciudadanos desconfía por completo

Anna Pujol

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la firma de un acuerdo de investidura y legislatura alcanzado entre los dos partidos en febrero de 2016

Barcelona, 25 de marzo de 2019 (17:51 CET)

Ciudadanos se ha mostrado sorprendido por que el PSOE priorice ahora los pactos con su formación antes que con quien "cuestiona la unidad de España y el marco constitucional". Así lo afirmó este fin de semana el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que, de esta manera, dio preferencia a Ciudadanos sobre ERC y el Pdecat. Ningún dirigente más del PSOE se ha pronunciado en la misma línea.

En todo caso, las declaraciones de Ábalos no han servido para modificar las cosas. Ignacio Aguado, candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, subrayó que el PSOE no haya llamado "ni una vez" a Albert Rivera, líder de la formación ni a otros miembros del partido. En cambió, destacó Aguado, los socialistas sí que "se sentaron" con Bildu, Podemos y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien Pedro Sánchez, dijo el dirigente de Ciudadanos, trató como su "socio preferencial". 

Aguado sostuvo que no van a pactar "con el Gobierno de Sánchez" ni con su partido, confirmando así la postura que adoptó la semana pasada, de que "no gobernará con extremos" porque los socialistas "apuestan por seguir negociando con independentistas". "Ahora de repente quiere pactar con aquellos a los que llamaban fachas", expresó Aguado.

Catalunya en Comú acusa a ERC de la posible alianza entre Pedro Sánchez y Ciudadanos

En todo caso, el intento de aproximación de Ábalos a Ciudadanos puso al resto de partidos en guardia. Catalunya en Comú culpó a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de ofrecer al PSOE la "excusa perfecta" para que Pedro Sánchez se alíe con la formación de Albert Rivera al haber escogido a Gabriel Rufián como líder de ERC en el Congreso. 

El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, subrayó que la estrategia de bloqueo que está desarrollando ERC de cara a los comicios del 28A y la elección de Rufián como la principal causa de que el PSOE no quiera pactar con ellos. 

Según Mena, la posible alianza entre Pedro Sánchez y el partido de Albert Rivera "tiene un precio", y castigaría principalmente la lengua catalana, las condiciones laborales, e incluso podría darse una suspensión del gobierno autonómico con un nuevo 155.

Los comunes se definen como "la única garantía de que este pacto entre PSOE y Cs no destroce a Cataluña". Mena remarcó que la estrategia para bloquear la política de Madrid que están empleando los republicanos es equivocada, y que la ciudadanía catalana, los presos enjuiciados por el 1-O y los líderes en el extranjero serán quién pague las consecuencias. 
 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad