Colau adjudica la Feria de Abril a una entidad investigada y al borde de la quiebra   

stop

La alcaldesa de Barcelona entrega la próxima celebración masiva andaluza a la FECAC, la entidad de los herederos de Francisco García Prieto, investigado por corrupción     

Feria de Abril de Cataluña.

Madrid , 02 de febrero de 2016 (17:55 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha entregado la Feria de Abril a la Federación de Entidades Andaluzas de Cataluña, FECAC, la entidad dirigida por los herederos de Francisco García Prieto, el empresario investigado por fraude de subvenciones, apropiación indebida y falsedad documental, entre otros delitos.  

García Prieto fue denunciado por sus propios compañeros de la Feria de Abril que presentaron documentación en la fiscalía, una acción que terminó con la división de la entidad organizadora entre los fieles y detractores de García Prieto.  

Ambas fracciones se presentaron por primera vez a un concurso público convocado por el Ayuntamiento de Barcelona para otorgar la celebración de una de las festividades más concurridas de la ciudad.  

Chantaje a Trias  

El concurso fue ganado por los herederos de García Prieto al ofrecer 90.000 euros como oferta económica al Ayuntamiento. Además de estar investigada, la entidad afronta una situación "no grave sino gravísima", según reconoció el propio Daniel Salinero, delfín de García Prieto y actual presidente de la Fecac.  

El presidente de la entidad ha asegurado a sus compañeros que el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto trabas para pagar una subvención prometida por el anterior alcalde Xavier Trias. "Vamos a pelear. Hablé con Trias y le dije que hablaríamos con la prensa. Le dije 'al que va afectar es a ti porque quiere decir que tú regalabas el dinero", comentó Salinero a sus compañeros.  

La FECAC criticó al equipo de Colau cuando decidió convocar un concurso público y amenazó al Ayuntamiento con organizar la Feria en otro municipio.  

Impagos  

La entidad debe al menos 16.000 euros al Ayuntamiento de Santa Coloma, que reclama el reintegro de las subvenciones para organizar actos culturales que finalmente nunca se celebraron.  

La Diputación de Barcelona también le reclama unos 30.000 euros de alquiler por arrendamientos atrasados. A pesar de la situación que bordea la bancarrota, el Ayuntamiento otorgó la celebración a la entidad investigada por Fiscalía.  

El Ayuntamiento de L'Hospitalet, dirigido por Núria Marín (PSC) ha sido el único ayuntamiento defraudado que no ha pedido la devolución de las ayudas. Daniel Salinero, presidente de la FECAC, es asesor de la alcaldesa de L'Hospitalet. 

La otra fracción que competía por la Feria de Abril, la Fundación FECAC, propuso un aporte económico de 20.000 euros, 70.000 menos que los ganadores. La cantidad terminó por decantar la balanza a favor de los seguidores de García Prieto. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad