La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, votó personalmente contra la colocación del retrato de Felipe VI en la sala de plenos. /AJUNTAMENT DE BARCELONA

Colau se alía con ERC y Junts per Catalunya contra el Rey

stop

Los 'comunes' de Colau acuerdan con Junts per Catalunya y ERC el veto a colgar la imagen del jefe del Estado en el salón de plenos de Barcelona

Josep Maria Casas

Economía Digital

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, votó personalmente contra la colocación del retrato de Felipe VI en la sala de plenos. /AJUNTAMENT DE BARCELONA

Barcelona, 30 de septiembre de 2019 (13:52 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona rechazó este lunes que el retrato del rey Felipe VI presida el salón de plenos. La alcaldesa, Ada Colau, votó en contra de colocar el cuadro. Cuando llegó a la alcaldía en julio de 2015, retiró el retrato del rey emérito, Juan Carlos I, pero nunca colgó el de su sucesor.

La propuesta defendida por el concejal popular Josep Bou, para colgar el retrato de Felipe VI en el salón de plenos, fue derrotada por 14 votos a favor (PP, Ciudadanos, Barcelona pel Canvi y PSC) y 22 en contra (ERC, Junts per Catalunya y Barcelona en Comú). La votación fue nominal. Faltaron cinco concejales.

Bou indicó que su intención es la de “normalizar” Barcelona. Recordó que el juzgado contencioso administrativo número 3 de Barcelona falló a favor de volver a colocar el retrato del jefe de Estada a raíz de una demanda interpuesta por la Delegación del Gobierno en Cataluña. Sin embargo, este fallo no es firme. El contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) todavía no ha resuelto el recurso.

El TSJC dirimirá si prevalece la normativa estatal, que obliga a que la imagen del rey esté presente, o la municipal, que dejó esta cuestión en manos del pleno.

Vivas al rey entre el público

Bou exhibió en el pleno un retrato de Felipe VI. Entre el público se lanzaron vivas “al rey de todos los catalanes”. Colau tuvo que llamar al orden.

Elisenda Alamany (ERC) puso énfasis en que, de todas las prioridades del PP, la primera sea la de colocar el retrato de Felipe VI: “El cuadro de quién el 3 de octubre [de 2017] llamó a empresas y directivos para forzar que huyeran de Cataluña como castigo por el referéndum”.

Alamany acusó al PP de “proteger privilegios”, ya sea mediante “la reforma fiscal, la laboral o con el retrato del rey”.

Ferran Mascarell, de JxCat, recordó al PP que solo tienen dos concejales de los 41 del pleno, que “representan una minoría y hablan como si fuesen la gran mayoría”.

Luz Guilarte, de Ciudadanos, atacó a la alcaldesa: “No es una vecina más, usted es un cargo público y este país es una monarquía parlamentaria cuyas leyes y normas permiten que usted sea alcaldesa”. Insistió en que Colau “se comporta de forma indigna, se salta la ley de símbolos, la neutralidad de las instituciones, acata sentencias según le conviene”.

Eva Parera, de Barcelona pel Canvi, propuso cumplir con el fallo del contencioso administrativo de Barcelona aunque todavía no sea firme. Por eso, defendió la colocación del retrato del jefe del estado.

En el mismo sentido, Laia Bonet, del PSC, cargó contra las “performances” del PP. No obstante, indicó que este asunto es “una cuestión política con un fondo jurídico”. Aunque son socios de Colau, votaron en sentido opuesto que la alcaldesa. Bonet indicó que si bien es cierto que no hay todavía una sentencia en firme, también lo es que hay una sentencia provisional que se debería aplicar.

Jordi Martí, de Barcelona en Comí, indicó que mientras no llegue la sentencia del TSJC que resuelva el litigio judicial, “debe prevalecer el reglamento municipal porque es el sentido mayoritario de esta cámara.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad