Toni Comín en una intervención ante la comisión de Salud del parlamento catalán. / PARLAMENT

Comín puede pagar muy caro el concurso de oxigenoterapia anulado

stop

Comín se enfrenta a reclamaciones de las empresas que ganaron la anterior licitación cuando todavía no ha convocado la nueva

Barcelona, 11 de mayo de 2017 (07:55 CET)

El departamento de Salud de la Generalitat está a punto de convocar un nuevo concurso de oxigenoterapia, el mayor contrato de esta legislatura, cuando todavía no se han apagado los rescoldos de la anterior licitación, anulada en febrero pasado. El gran vencedor de aquella licitación, Linde, que se impuso en doce de los dieciocho lotes que estaban en juego, recurrió la anulación ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público. En cambio, el grupo Vivisol, que quedó en segunda posición, con cinco lotes, no ha presentado ningún recurso, aunque no descarta interponer una reclamación por daños.

Fabrizio Ferron, director general de Vivisol en España y Portugal, apunta que no comparte la decisión de la Generalitat de anular aquel concurso, “pero la respeto”. Vivisol no ha presentado ningún contencioso administrativo. Sin embargo, Ferron señala que estudian posibles reclamaciones por daños. No han calculado el importe, pero el directivo recuerda que ya han invertido cerca de cinco millones de euros para competir en la licitación anulada. Todavía tienen pendiente otra inversión por cinco millones más.

Vivisol Ibérica, del grupo italiano Sol, adquirió cuatro almacenes –entre los cuales se encuentra una instalación en Viladecans (Barcelona) autorizada para la distribución de fármacos- y dispone de ocho centros de atención al paciente. Estas inversiones se realizaron para el anterior concurso de la Generalitat. En estos momentos, sólo suministran gases medicinales a unos 500 pacientes catalanes (todos de mutuas) cuando tienen capacidad para atender a unos 20.000.

El mercado sanitario español es el más “cerrado” del mundo

Ferron considera que el mercado de la sanidad pública española, incluido la catalana, es “el más cerrado del mundo”. Recalca que, desde hace décadas, se van perpetuando los mismos proveedores y se dificulta la entrada de nuevos. Por este motivo, lamenta que el consejero Toni Comín anulase un concurso que habría supuesto la entrada de un nuevo operador, concretamente de Vivisol, que forma parte del tercer mayor grupo europeo de oxigenoterapia.

El concurso de marras fue convocado por el exconsejero Boi Ruiz, en tiempos del gobierno de Artur Mas, pero fue anulado por Comín. El motivo alegado fueron los defectos en el pliego de condiciones. Las empresas que quedaron apartadas de la clasificación provisional amenazaron con una guerra judicial. Para evitar la posibilidad de millonarias indemnizaciones, Comín optó por suspender la licitación y volverla a convocar.

Preparan un nuevo pliego de condiciones

El departamento de Salud anunció en febrero que convocarían otro concurso, con un nuevo pliego de condiciones, en un plazo máximo de tres meses, que acaba de finalizar. En el sector se apunta que, por los comentarios que reciben desde la Generalitat, se publicará a más tardar en junio. La licitación anulada debía cubrir las necesidades de 90.000 pacientes catalanes, pero los responsables de Salud reconocen que quedaron cortos: los enfermos que necesitan oxigenoterapia en sus propios domicilios se acercan a los 120.000.

Oxigenoterapia: los enfermos que necesitan gases medicinales a domicilio ya llegan a 120.000

Las condiciones del nuevo concurso serán muy distintas. No será por un plazo de diez años como el anterior, sino por un máximo de seis, aunque su importe anual será superior a los 45 millones de euros estipulados en la anterior licitación.

Primarán el apartado técnico al económico

Desde el CatSalut se subrayó que esta vez primarán los aspectos de calidad por encima de los económicos. Sobre esta cuestión, Ferron aplaude que se dé más importancia al apartado técnico, precisamente donde Vivisol se impuso en la convocatoria anulada.

En cambio, Linde ganó en el apartado económico. Presentó las ofertas más bajas. Desde el sector se apunta que recurrió la anulación ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público y que batallará hasta el final. Este diario se ha dirigido a la empresa sin recibir respuesta. En diciembre pasado, la alemana Linde se alió con la norteamericana Praxair para constituir el primer grupo mundial de oxigenoterapia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad