El consejero Toni Comín en una comparencia en la comisión parlamentaria de Salud. / GENCAT.CAT

Toni Comín eterniza un concurso del que dependen 90.000 enfermos

stop

Seis meses después de abrir las plicas para suministrar oxígeno medicinal, la consejería de Salud contrata a dos consultoras externas para revisar la licitación

Barcelona, 02 de febrero de 2017 (05:00 CET)

El concurso más embrollado de la Generalitat. A finales de diciembre, seis meses después de que se abrieran las plicas del concurso de terapias respiratorias domiciliarias, la mayor licitación del consejero Toni Comín, su departamento decidió contratar a dos empresas externas para que valoren las ofertas económicas.  

Desde que a mediados de julio se abrieron las plicas, ya han transcurrido casi siete meses y no se ha fijado ninguna fecha para adjudicar definitivamente el concurso. En su departamento aseguran que será este año. No obstante, aunque sea durante 2017, quizá no se adjudique en esta legislatura si se convocan elecciones anticipadas. El concurso lo sacó el anterior gobierno catalán en noviembre de 2015, durante la etapa de Boi Ruiz, pero su sucesor, Toni Comín, todavía no lo ha resuelto.  

Se trata de un concurso para suministrar oxigeno y otros gases terapéuticos a más de 90.000 enfermos catalanes en sus propios domicilios. Es el mayor contrato del departamento de Salud de esta legislatura, con una dotación de 450 millones de euros para los próximos diez años.  

Informes para "cubrirse las espaldas"  

Las empresas que participaron en el concurso esperan la resolución definitiva con las espadas en alto. Gane quién gane, el conflicto judicial está garantizado. Por este motivo, el directivo de una de las empresas en liza apunta que Comín ha optado por contratar informes externos para "cubrirse las espaldas" ante el alud de pleitos que se avecina.  

Otros directivos advierten al titular de la sanidad catalana que la mejor opción no es la contratación de consultoras externas para revisar las ofertas económicas, sino la anulación del concurso y la convocatoria de uno nuevo. Estas fuentes precisan que parte del problema radica en que se modificaron las condiciones económicas cuando el concurso ya estaba en marcha.  

Desde el departamento de Salud confirman que han "externalizado el contenido de la valoración económica de las ofertas" con el objetivo de disponer del "máximo de posicionamientos externos". Este medio preguntó a Salud cuáles eran las consultoras seleccionadas, pero no facilitaron esta información.  

El diputado Jorge Soler advierte que el proceso está viciado de origen  

Jorge Soler, portavoz de Ciudadanos en la comisión parlamentaria de Salud, señala que el departamento de Comín siempre ha actuado con "obscurantismo" en la resolución del concurso de terapias respiratorias. Este diputado solicitó en su momento la documentación de la licitación, pero todavía no se la han entregado. Soler subraya que el concurso no se ha realizado con plenas garantías por estar "viciado de inicio" por sus defectos de forma.  

En septiembre pasado, Salud se dirigió a las empresas concursantes para solicitarles más información. No obstante, después optó por pedir auxilio a consultoras externas, tal como informó Expansión. En la resolución por la que se decide contratarlas, firmada por el director del CatSalut, David Elvira, se reconoce la "potencial conflictividad" que puede generar esta licitación.  

Desde algunas de las empresas licitadoras confirman los temores de David Elvira: el concurso está "tan mal hecho" que, si no lo anulan, "acabará en los juzgados". Por este motivo, creen que Comín no se ha atrevido a adjudicarlo hasta ahora y a buscado "protección" en informes externos.  

Ganadores y perdedores  

Cuando se abrieron las plicas en julio pasado, Linde Vivisol se situaron en los primeros puestos de la clasificación provisional para gestionar el servicio de terapias respiratorias. De los 18 lotes del concurso, la alemana Linde se impuso en 12 ­-aunque deberá renunciar a un mínimo de 5 porque ninguna empresa puede acaparar más del 40%- y la italiana Vivisol en otros 5. En las alegaciones presentadas, sus competidores alertaron de posibles bajas temerarias en el caso de Linde, que en algunos lotes presentaron rebajas de hasta el 38%, y de exagerar las ofertas técnicas, en el de Vivisol.  

Las empresas que han quedado relegadas en la clasificación provisional son las que ganaron el anterior concurso y están prestando el servicio en la actualidad: Esteve, Air Liquide, Oxigen Salud y Oximesa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad