Competencia asume que el 'roaming' en la UE persistirá hasta el verano de 2017

stop

USO DEL MÓVIL

Un joven habla por su teléfono móvil

en Barcelona, 03 de junio de 2015 (23:00 CET)

El sobreprecio que cobran las compañías por el uso del móvil en el extranjero continuará existiendo, al menos, hasta dentro de dos veranos. Desde la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) explican que esta es la propuesta que, en estos momentos, se está negociando a nivel comunitario sobre el fin del roaming dentro de los estados miembros de la UE.

Desde la CNMC revelan que junio de 2017 es la fecha en la que, de aprobarse este plan, terminaría "el régimen transitorio", un periodo durante el cual las operadoras estarían obligadas a reducir sus tarifas desde el extranjero hasta, finalmente, dejar de cobrar un extra por este tipo de servicio.

Presión de las operadoras

La negociación actual, que tiene lugar entre las instituciones comunitarias y los estados miembros llega después de que fuese revocada la decisión del Parlamento europeo de acabar con el roaming en diciembre de este año. El aplazamiento de esta medida, después de haber sido aprobada en abril de 2014 por una mayoría de los europarlamentarios, no hizo sino avivar la indignación de las asociaciones de consumidores, que acusan a los gobiernos de plegarse a los intereses de las operadoras.

Rubén Sánchez, portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, considera que "el sobreprecio al que se tienen que enfrentar los usuarios no tiene sentido" y explica en el "poder de los lobbies de las telecos" la marcha atrás del Consejo europeo tras la decisión del parlamento comunitario. En marzo de este año, el Gobierno de turno del Consejo redactó una propuesta, aprobada por los 28 estados miembros, que daba un nuevo margen --hasta 2018-- para estudiar la eliminación del roaming.

Una moratoria calificada en su momento como "inaceptable" por parte de Patrizia Troia, la vicepresidenta de la Comisión de Industria del Parlamento y con la que "sólo ganan las empresas", en palabras de Guy Verhofstadt, el líder del grupo liberal.

Ingresos extra

Entre los argumentos que esgrimen las operadoras para defender su postura está la bajada de ingresos que supondría para ellas acabar con las tarifas especiales desde el extranjero. Algo que repercutiría en su capacidad para desarrollar las infraestructuras necesarias para prestar un buen servicio a los clientes.

Alejando Perales, presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), desmiente esta idea, al asegurar que las instalaciones para ofrecer una telefonía de calidad entre países "ya existen" y que lo único que haría falta sería establecer acuerdos entre operadores que, en su mayoría, ya actúan en varios países del continente. Perales, en nombre de la asociación que preside, defiende la resolución aprobada en su día por el Parlamento Europeo y aboga por el fin del roaming, una práctica que califica como "abusiva".

Campaña de protesta

La última acción de protesta por parte de los consumidores ha sido lanzar una recogida de firmas virtual a través de la web change.org. La campaña, que lleva por nombre Zero Roaming: campaña ciudadana contra la última frontera de Europa, pretende tomar parte en las negociaciones en curso y permitir que "los ciudadanos hagan oír su voz a favor de que el roaming desaparezca cuanto antes".

Los promotores de esta iniciativa, a la que ya se han adherido más de 8.300 personas, están la Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU), la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas (RIET), el Eixo Atlántico y la Associação Portuguesa para a Defesa do Consumidor. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad