Convergència cierra el grifo de las donaciones

stop

Las constructoras ya habían dejado de hacer pagos a la fundación del partido para evitar verse salpicadas por los casos de corrupción

Marta Gomis y Francesc Sanchez.

Barcelona, 20 de enero de 2016 (12:35 CET)

Convergència y su fundación CatDem han renunciado a las donaciones privadas. Desde el primero de enero, no las aceptan y han advertido que, si reciben alguna, la devolverán.

En declaraciones a RAC1, el coordinador de Régimen Interno de CDC, Francesc Sánchez, anunció que han renunciado a las donaciones privadas de empresas y particulares y que, a partir de ahora, solo se financiaran con "recursos propios", o sea, con las aportaciones de militantes y cargos públicos y con las subvenciones que reciben las formaciones políticas.

CDC adelgazará la estructura del partido

Francesc Sánchez reconoce que esta medida conlleva una reducción de los ingresos y que, por tanto, deberán adelgazar la estructura del partido.

A raíz de la reciente remodelación de la cúpula de CDC, Francesc Sánchez se ha convertido de facto en su número dos, en el ejecutor de las órdenes de Artur Mas, que le ha confiado la organización del congreso de refundación.

La decisión fue adoptada por la anterior dirección

Sánchez subraya que Convergència "está limpia", que "lo tiene todo auditado", y que la decisión de prescindir de las donaciones en aras de la transparencia no la ha adoptado la actual dirección, sino la anterior.

En realidad, a consecuencia de los casos de corrupción y de los registros policiales en las sedes de CDC y de la CatDem, las empresas adjudicatarias de contratos de las administraciones públicas habían reducido las aportaciones al partido y a su fundación, aunque siguieron recibiendo ingresos hasta el último momento.

Grandes empresas pasaron por la caja de la CatDem

La fundación CatDem recibió aportaciones de los principales grupos empresariales. Por cierto, Francesc Sánchez continúa en el patronato de esta fundación, de la cual fue director provisional entre 2013 y 2014.

Los principales donantes de la CatDem en el periodo de 2008 a 2013 fueron Agbar (con aportaciones de 895.000 euros), Copisa (580.000), Grup Soler (539.000), Laboratorios Esteve (542.000), CIRSA (300.000), Teyco (280.000), Tau Ingeniería (228.000) y la Fundación ACS, vinculada al grupo de Florentino Pérez, con 210.000 euros.

Entre los principales donantes de la CatDem se encuentra un numeroso grupo de empresas investigadas y con inculpados en el caso del 3%, pero también en las tramas del caso de Jordi Pujol Ferrusola, como Copisa y GBI Serveis, e incluso en el caso Palau, como New Letter.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad