Una vista de un proyecto de pruebas de detección del coronavirus de la compañía holandesa Sensitest. Foto: Efe

España compra cinco millones de test rápidos: así funcionan

stop

El Gobierno ha comprado test de detección rápida de coronavirus con entre un 64% y un 80% de sensibilidad que ya se han empezado a distribuir

Barcelona, 08 de abril de 2020 (12:08 CET)

El Ministerio de Sanidad ha adquirido 5 millones de test rápidos para la detección temprana del coronavirus. Así lo ha anunciado en su cuenta oficial de Twitter: "El Ministerio de Sanidad ha adquirido una partida de 5 millones de test rápidos. Más de un millón empezaron ya a distribuirse entre las CCAA el pasado domingo. Su utilización servirá para aumentar la capacidad de diagnosticar el coronavirus de forma precoz".

En el tuit aparece una imagen que explica el funcionamiento de las pruebas y la diferencia entre los test PCR (de las siglas en inglés Polymerase Chain Reaction) y los test rápidos. Los primeros son aquellos con una sensibilidad más alta y los más fiables, que pueden llegar a conocer si existe el virus en cuestión de horas con una complejidad de manejo más compleja. Mientras que los test rápidos —entre los que se encuentran los 5 millones adquiridos por el Ejecutivo— tienen una sensibilidad de entre el 64% y el 80%. El resultado en estos casos aparece en 10-15 minutos y son más sencillos de utilizar.

Con esta comunicación se descarta que los test sean una vez más defectuosos como se anunció con las anteriores compras a China, que además no fueron testadas antes de llevarlas para su uso a los hospitales.  

El método de detección en los test rápidos

En el caso de los recientemente adquiridos, la prueba consta de dos partes. Por una parte, se recogen muestras sanguíneas de las personas sospechosas de tener el virus para detectar anticuerpos producidos frente a éste. Por otro lado se toma una muestra respiratoria para poder distinguir si existen proteínas del propio patógeno. En el caso de que el resultado sea positivo se establece el diagnóstico. Mientras que, si el resultado es negativo se hace el test más fiable, el PCR.

En este caso, los test solo constan de una fase, que se realiza mediante el analisis de una muestra respiratoria. Este detecta el ARN del virus, un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo. Para tener más abastecimiento de este tipo de pruebas, España está trabajando para mejorar la capacidad nacional de producción de test PCR.

Los test rápidos recientemente adquiridos solo se van a realizar a los pacientes sintomáticos, moderados o graves que estén hospitalizados, y a los leves que estén en residencias de ancianos o en centros sociosanitarios, según se establece en la Guía para la utilización de test rápidos de anticuerpos para el covid-19, publicada este martes por el Gobierno.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad