Aspecto de una calle del barrio Gótico de Barcelona, este lunes, vigesimotercer día de confinamiento por el estado de alerta declarado por el Gobierno por la pandemia de coronavirus. EFE/Marta Pérez

España levantará el confinamiento el 11 de mayo de manera gradual

stop

La retirada progresiva de las medidas de distanciamiento social comenzarán por permitir a los niños salir a la calle durante un espacio de tiempo reducido

Daniel Domínguez

Aspecto de una calle del barrio Gótico de Barcelona, este lunes, vigesimotercer día de confinamiento por el estado de alerta declarado por el Gobierno por la pandemia de coronavirus. EFE/Marta Pérez

Madrid, 17 de abril de 2020 (08:51 CET)

Ha pasado ya más de un mes desde que el Gobierno decretara el estado de alarma para frenar la propagación del coronavirus; un escenario que en principio estaba previsto mantenerse hasta el 26 de abril. No obstante, la dificultad para doblegar la curva de contagios por Covid-19 hacen que el comité de expertos del Ejecutivo esté trabajando en la siguiente fase, que pasa por ampliar el confinamiento hasta el 11 de mayo para ir retirando las medidas de distanciamiento social de forma gradual. 

A partir de ese día se podrá salir a la calle, aunque con ciertas restricciones. Los niños podrán salir a la calle, acompañados de sus progenitores o tutores y durante un corto periodo. También se permitirá hacer deporte de manera individual y también durante un espacio de tiempo reducido. 

Estos serán los primeros beneficiados del plan de desescalada que prepara el equipo de expertos, liderado por Teresa Ribera. La vicepresidenta para la Transición Ecológica está secundada por los otros ministros designados para la crisis sanitaria: Fernando Grande-Marlaska (Interior), Salvador Illa (Sanidad), María Jesús Montero (Hacienda) y José Luis Escrivá (Seguridad Social), respaldados por sus respectivos equipos de asesores. 

Precisamente, el director del Centro de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, que actúa como portavoz gubernamental y es uno de los pesos pesados del equipo de Illa, reconoció ayer que los expertos bucean en las pocas publicaciones científicas existentes para encontrar un método para agilizar la desescalada. 

Es poco probable que, por otra parte, se retome el curso escolar. La ministra de Educación, Isabel Celaá, explicó esta semana que se darían clases de refuerzo en verano, aunque la retirada gradual del confinamiento generaría problemas en cuanto a la organización del profesorado ya que exigiría que se abriesen los centros en dos turnos y habría que dividir al alumnado. 

Sin eventos multitudinarios durante el verano

La vuelta a la actividad comercial normal se hará mientras se puedan garantizar las medidas de distanciamiento y se cumplan con los protocolos de desinfección de los locales. Los centros mantendrán el aforo reducido, tal y como ya han implementado durante estas semanas. 

En cuanto a bares y establecimientos de ocio, como cines o restaurantes, también tendrán que rebajar a la mitad el número de clientes. El comité de expertos sí coincide en que no se celebrarán eventos multitudinarios durante el verano, es decir, ni festivales ni deportivos. El objetivo es que no se produzcan grandes aglomeraciones de personas, en una medida que se extenderá durante meses -aún sin definir el periodo exacto- para prevenir nuevos brotes en la etapa de desescalada.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad