Un parque infantil cerrado en la madrileña Plaza de Santa Ana. Foto: Efe

España, en estado de alarma: ¿qué significa eso?

stop

La declaración del estado de alarma dictado por Pedro Sánchez este viernes podría llevar a una restricción de la movilidad y a requisar bienes privados

Barcelona, 13 de marzo de 2020 (17:18 CET)

Pedro Sánchez ha anunciado que este sábado se iniciará el estado de emergencia en España. Es un estado de excepción como consecuencia de la situación que se está viviendo hoy en día en España, donde ya se han dado más de 4.000 casos de contagio por el coronavirus y más de 100 fallecimientos. El Gobierno todavía no ha concretado las medidas que se van a tomar, por lo que mucha gente se pregunta qué supone la declaración del estado de alarma.

Existen tres estados de emergencia, y el estado de alarma es el más leve de ellos. También existen el estado de excepción y el estado de sitio, todavía más restrictivos. De hecho, la alarma es el único que no supone la suspensión de los derechos fundamentales, aunque sí pudieran verse limitados, como en el caso de la movilidad de los ciudadanos.

Para controlar esto, se faculta a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a controlar la circulación de personas o restringirla.

Como la ley regula, la aplicación del estado de alarma es la opción adecuada en caso de crisis sanitárias como epidemias, desastres naturales u otras situaciones en las que la población no tiene los productos de primera necesidad cubiertos o en que los servicios públicos no se pueden ofrecer.

Requisar bienes privados y limitar la circulación

Las diferentes opciones que se podrían tomar desde el Gobierno a partir de ahora podrían pasar por limitar la circulación o la permanencia de personas en determinados lugares, restringir la circulación de vehículos e incluso condicionar la movilidad según varios requisitos.

Esto podría llevar al conjunto de españoles a tener que justificar las salidas del domicilio en casos concretos, como por la necesidad de acceder al lugar de trabajo o por alguna cuestión médica. Por otro lado, se podrían requisar bienes privados para darles un fin sanitario, como ya se está planteando en la Comunidad de Madrid. Esto puede ocurrir con industrias, fábricas o locales de alquiler privados, por ejemplo.

También se pueden limitar o racionar el uso de los servicios o el consumo de artículos de primera necesidad. En España, hasta el momento, solo se ha aplicado una vez este estado. Ocurrió en 2010, al final del mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, durante la crisis de los controladores aéreos.

Mejor coordinación de las medidas a tomar

Probablemente lo más importante de este nuevo escenario es garantizar la coordinación absoluta de las actuaciones en el conjunto de España pues, hasta ahora, muchas CCAA habían tomado decisiones unilateralmente. A partir de mañana, las decisiones se van a tomar de manera más coordinada para poder anticiparse a la pandemia en vez de que ésta vaya por delante.

El Gobierno, en las próximas horas, tiene que dar cuenta sobre las medidas especificas que va a tomar estos días y, mediante algún mecanismo telemático o presencial, deberá controlar la situación en conjunto.

La decisión de decretar la alarma la ha tomado el Gobierno sin necesidad de ninguna votación por parte del Congreso, según figura en la Constitución. Sin embargo, el plazo establecido es de 15 días, a partir de los cuales el presidente del Gobierno deberá pedir una prórroga que sí necesita ser avalada por el Congreso en una votación.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad