Test de antígenos en farmacias: precio, tipos y cómo usarlos

Con la introducción de la posibilidad de hacerse con un test de antígenos o serológico en las farmacias, se espera la incorporación de más de 50.000 profesionales a la diagnosis que alivie la tensión del sistema de salud en España

Una vecina se somete a un test de antígenos de segunda generación de covid-19 en el pabellón Camino de Santiago / EFE

Comienza la distribución de test de antígenos y serológicos en las farmacias y, con ellos, la posibilidad de que los españoles, como en otros países europeos, podamos acudir a estos establecimientos a hacernos las pruebas o adquirir estas pruebas para hacerlas en la comodidad de nuestro hogar.

Gracias a esta nueva medida, ampliamente demandada por el sector farmacéutico del país en los últimos meses, se espera que haya una descongestión en lo que a realización de pruebas diagnósticas contra la Covid se refiere en el sector público, gracias a la incorporación de más de 20.000 establecimientos y más de 50.000 profesionales farmacéuticos que podrán incorporarse a la realización de tests en la que es una de las redes farmacéuticas más grandes de Europa.

Y es que esta “aprobación inminente permitiría sumar la red de farmacias españolas a la detección precoz de la enfermedad, incrementando así la capacidad preventiva del conjunto del Sistema Nacional de Salud, en un momento decisivo ante el repunte de casos”, aseguraron desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

No obstante, este cambio de paradigma implica que desde la ciudadanía debemos tener mayor conocimiento sobre la realización de estas pruebas ya que incluso podremos hacérnoslas nosotros mismos, por lo que te contamos qué son los tests de antígenos, sus claves y cómo utilizarlos:

El precio

Hasta la fecha, el precio de los test de antígenos era irrelevante debido a que lo pagaban o bien las compañías que nos solicitaban la realización de un test para acceder a una actividad o evento concreto, como un concierto o festival o bien corrían a cargo del Estado cuando nos los hacíamos a través de la sanidad pública, por ejemplo, en el contexto de unas pruebas médicas o debido a mostrar sintomatología compatible con la Covid-19.

Ahora, la ciudadanía tendrá libertad para adquirir este producto por su cuenta, pero el gasto correrá a cargo del bolsillo del cliente. No obstante, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, si bien no ha concretado ninguna cifra, sí ha asegurado que será “asequible”, por lo que se espera que su valor oscile entre los 3 y los 7 euros.

Tipos: el test de antígenos y el test serológico. ¿Cuál es la diferencia?

Desde el momento en el que salga en el BOE esta nueva modificación por el que las pruebas diagnósticas puedan adquirirse en farmacias, habrá que saber distinguir cuáles son los productos que se venden y en qué se diferencian. En esencia, el ciudadano podrá adquirir el test de antígenos, que funciona como una prueba diagnóstica y revela si en ese momento hay una infección activa provocada por la Covid-19.

El funcionamiento es sencillos, de la misma forma que una PCR, hay que introducir un fino bastoncito por nuestras cavidades nasales o bucales y frotarlo contra los bordes. Los resultados deberían estar en 15 o 20 minutos. No obstante los test de antígenos son menos fiables que las PCR y, aunque cuentan con una fiabilidad superior al 95% cuando se presentan síntomas, se reduce drásticamente en las fases iniciales o finales de la infección.

El test serológico, por otra parte, requiere de un pinchazo y una gota de nuestra sangre que se pone en contacto con la tira reactiva por medio de una pipeta, analizando así si existen inmuglobulinas IgG e IgM en nuestro organismo, lo que revelará si hemos pasado la infección. Los resultados se obtienen, aproximadamente, a los 15 minutos de realizar la prueba.

Cómo hacerse una prueba de antígenos

Lo primero que hay que tener presente es que existe la posibilidad de realizar la prueba bajo la supervisión del personal farmacéutico o en la intimidad del hogar. Por tentador que parezca lo segundo, la mayoría de profesionales de la salud aconsejan que se haga siempre bajo supervisión debido a que los ciudadanos no tenemos la formación necesaria ni experiencia para hacer estas pruebas, por lo que podría afectar a su efectividad.

No obstante, si se está decidido a hacerse la prueba en el hogar, lo primero que hay que saber es que el kit de las pruebas de antígenos incorpora unas instrucciones que habrá que seguir al pie de la letra.

El kit incorpora también:

  • Un hisopo estéril para la extracción de las muestras de los orificios nasales
  • un tubo para realizar la extracción
  • un tapón dosificador
  • un líquido de extracción buffer

Para llevar a cabo la prueba correctamente hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Abrir el envase girando el cierre del líquido de extracción buffer, con mucho cuidado y atención para que no se derrame el contenido.
  2. Vaciar el líquido en el tubo de extracción, con cuidado de que el contenido no toque las paredes del tubo.
  3. Abrir la bolsa con el hisopo y sujetarlo sin tocar la cabeza, que es la que habrá que introducir por la nariz
  4. Introducir el hisopo por nuestra nariz a más de 2,5 cm del inicio de la fosa nasal y girarlo entre 3 o 4 veces para rozar la muscosa de la fosa nasal. Hecho esto, hay que sacar el hisopo, dejarlo descansar unos segundos y repetir el proceso en la otra fosa nasal con la misma cabeza y el mismo hisopo utilizado anteriormente.
  5. Una vez retirado de la segunda fosa nasal, hay que introducirlo en el tubo de extracción, con el líquido ya volcado (1º y 2º paso). Enrollar el hisopo de tres a cinco (3-5) veces. Dejar el hisopo en el tampón de extracción durante 1 minuto.
  6. Apretar las paredes del tubo para exprimir los restos de la muestra que puedan quedar en el hisopo.
  7. Tapar el tubo de extracción con el tapón dosificador.
  8. Poner el casete en una superficie plana, decantar 3 gotas sobre el agujero S.
  9. Esperar unos 15-20 minutos y leer los resultados.

En el test deberá siempre estar visible la línea de control (C), lo que indicará que el test está funcionando de manera correcta. Si aparecen a los 20 minutos marcadas la línea de control y la línea del test (T), el resultado será positivo. Si solo aparece la línea de control (C), el resultado será negativo.

Si en algún caso solo aparece la línea de test pero no la línea de control, algo no habrá ido bien, por lo que habrá que realizar un nuevo test.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.